Ir al contenido

Nacional | Viernes 16 • Septiembre • 2016

Acto del PIT CNT en el marco del paro general parcial, ayer frente al Palacio Legislativo. Foto: Santiago Mazzarovich

Orador del paro del PIT-CNT acusó al MTSS de hacer lo que dice el MEF

Con cuestionamientos al discurso de las cámaras empresariales, críticas a la política económica llevada adelante por el Frente Amplio en los últimos tiempos y acusaciones al gobierno del presidente brasileño Michel Temer, el PIT-CNT realizó ayer un nuevo paro general parcial, que se llevó adelante bajo el lema: “Si a los trabajadores les va bien, al pueblo le va bien”.

El paro comenzó a las 9.00 y, una hora más tarde, los trabajadores se concentraron en la explanada de la Universidad de la República para partir hacia el Palacio Legislativo, donde la Cámara de Diputados tiene 15 días para aprobar o no los cambios que el Senado le introdujo al proyecto de ley de Rendición de Cuentas.

Fueron dos dirigentes de la salud los que oficiaron como oradores en el escenario ubicado entre las calles Fernández Crespo y Hocquart: Jorge Bermúdez, de la Federación Uruguaya de la Salud, y Martín Pereira, de la Federación de Funcionarios de Salud Pública.

El primero en tomar la palabra fue Pereira, que dijo lisa y llanamente que lo que hizo el gobierno, reduciendo algunos gastos y aumentando impuestos como el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), es “claramente un ajuste”. “Nos hablan de consolidación, de postergar, de diferir el gasto, pero es claramente un ajuste; lo hemos dicho desde el PIT-CNT y lo volvemos a decir”. El dirigente destacó que gracias a la acción del movimiento sindical se logró “revertir” parte de la quita de recursos a la educación en la Rendición de Cuentas, pero aún hay recortes a otras áreas, como la salud pública y el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay. Luego se detuvo en la situación de la educación, y dijo que “se quiere echar la culpa de todo a profesores y maestros”. “Los que gestionan, que se dediquen a gestionar y generen una buena educación para nuestros hijos. No es culpa de profesores y maestros. Hay aportes e ideas del movimiento sindical y esto no se quiere ver, y cuando se ve se ridiculiza”, se quejó.

Además, el dirigente llamó a eliminar las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP). Recordó que en el gobierno se habló de crear una comisión para estudiar este tema, y dijo que el movimiento sindical debe estar “en el seno de esa comisión”, ya que tiene propuestas. “Debemos tener participación para dar nuestra opinión, y el camino es eliminar las AFAP. Es el camino para terminar con el lucro de la jubilación de nuestros compañeros”, remató.

Con un discurso bastante más enérgico, le siguió Bermúdez. Casi a los gritos, describió los “nuevos tiempos” como los de “cámaras empresariales que se agrupan en una supercámara”, de “parlamentarios de la derecha que dicen que ANCAP debe ser desmonopolizada” y de “cámaras empresariales que dicen que hay que flexibilizar la negociación colectiva”. Luego se preguntó: “¿Hay alguna duda acá? ¿Tenemos cara de pelotudos? ¡Ese es el discurso de los 90, el discurso de Lacalle, de Batlle, de Sanguinetti, Bordaberry y la Asociación Rural! ¡Son los que creen que el mejor sindicato es el que no existe!”.

Pero Bermúdez no ahorró críticas contra la política llevada a cabo por el gobierno ante la situación de enfriamiento económico. Cuestionó que se apueste a descender la inflación a costa de que se disminuya el consumo de los hogares, que se busque enfriar el mercado interno para evitar consolidar ese consumo, y que se frene el avance de los salarios “que ininterrumpidamente se ha dado desde 2005 con los Consejos de Salarios”. Eso, sostuvo, “significa utilizar al salario como variable de ajuste para combatir la inflación, y, además, para permitir el ingreso de inversión extranjera directa como motor del país. ¡Decimos que es un planteo equivocado!”. El dirigente de la FUS también reclamó una mayor inversión pública, criticó al gobierno de Temer en Brasil y expresó su solidaridad con Venezuela por los problemas con el Mercosur.

Teledirigido

Un capítulo aparte fueron las críticas del PIT-CNT al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). Pereira dijo que esta cartera “hace lo que le manda el Ministerio de Economía”. “El MTSS tiene que jugar otro rol, el rol que está encomendado al ministerio, y no obedecer lo que dice Economía. Muchas veces ni llegamos a hacer las propuestas, porque ya hay un ‘no’ de parte del MTSS”, señaló.