Ir al contenido

Nacional | Viernes 09 • Septiembre • 2016

Asamblea nacional de delegados del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos, ayer, en el Teatro de Verano. Foto: Pablo Vignali

Toda la carne en el asador

Ante un Teatro de Verano colmado, el SUNCA aprobó su plataforma para los Consejos de Salarios y aspira a “no perder salario real”.

Se estima que entre 8.000 y 10.000 personas participaron ayer en la asamblea que el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA) realizó en el Teatro de Verano para definir su plataforma de cara a la ronda de Consejos de Salarios. “Quedó chico”, dijo Daniel Diverio, presidente del gremio, tras el encuentro. Fue necesario colocar una pantalla gigante en la explanada lindera al escenario, pero de todos modos la gente se amontonó para poder participar y escuchar a los 35 oradores que hablaron en la reunión. Para que el encuentro fuera posible, la construcción paró ayer desde las 12.30, mientras que la dirección departamental del SUNCA de cada departamento definió la prolongación de esta medida, de forma de poder participar en el encuentro.

Sin pérdidas

La plataforma fue aprobada por unanimidad. Incluye propuestas para financiar una mayor inversión pública, estrategias para impulsar el acceso a la vivienda entre los trabajadores del sector y reclamos de nuevos derechos. Pero la base del SUNCA para negociar, dijo Diverio, es más sencilla: “Vamos a rechazar cualquier fórmula que implique pérdida de salario real”. El sindicato aspira a conseguir un convenio que supere las condiciones de las actuales pautas salariales.

Uno de los puntos más importantes de la plataforma del SUNCA es la aplicación del convenio 158 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en caso de que no se apruebe una ley que lo ratifique. Este convenio establece que “no se pondrá término a la relación de trabajo de un trabajador a menos que exista para ello una causa justificada relacionada con su capacidad o su conducta o basada en las necesidades de funcionamiento de la empresa, establecimiento o servicio”.

Sin descuentos

Otro de los puntos más llamativos de la plataforma es el “no descuento en los días de paros parciales”. Diverio expresó que lo que el sindicato de la construcción pretende no es que los trabajadores cobren por las horas que no trabajaron mientras estaban de paro, pero sí que se realicen descuentos de viáticos proporcionales a las horas en las que no se trabajó. El dirigente del SUNCA explicó que lo que ocurre cuando hay un paro parcial es que si bien se les descuenta proporcionalmente las partidas por presentismo laboral, “no ocurre lo mismo con los compañeros que tienen viáticos, que los pierden totalmente”.

El SUNCA también reclama “transformar las horas de lluvia en horas perdidas por razones ajenas al trabajador”. Esto, explicó Diverio, implica una rediscusión de lo que ocurre cuando llueve y los trabajadores no pueden trabajar. Según el sindicalista, la normativa actual establece que por inclemencias del tiempo hay determinada cantidad de horas de lluvia pagas. Pero uno de los problemas, advirtió, es que no está claramente definido qué son esas “inclemencias del tiempo”. Por eso, el sindicato apuesta a transformar esas horas de lluvia en “horas perdidas por razones ajenas al trabajador”. Otro problema es que la cantidad de horas de lluvia que se pagan están topeadas por cuatrimestre de forma desigual. Diverio explicó que el sindicato aspira a cambiar esa proporción poniendo más horas por lluvia en las épocas más húmedas, o eliminar este sistema y utilizar simplemente un régimen anual. En la plataforma también se incluye “mejorar la partida por altura”, que implica el pago de una partida especial por realizar trabajos a una altura mayor a diez metros.

Sin atrasos

Para reimpulsar la inversión pública, el SUNCA propone aumentos al Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas, promover un sistema tributario de “el que rompe paga” en las obras de infraestructura, modificar el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas patronal, “llevándolo a un régimen progresivo”, y promover la reforma de la Caja Militar.

Otro de los puntos aprobados por el SUNCA es impulsar el pago con “recargo y con mora” en caso de atraso en la liquidación de sueldos. Según Diverio, la idea es que las empresas que se atrasen más de cinco días hábiles tengan que pagar un monto adicional. “El objetivo no es hacernos unos pesos más, el objetivo es que nunca más haya un retraso”, sostuvo.