Ir al contenido

Internacional | Miércoles 07 • Septiembre • 2016

Uno más otro

Bayer aumentó la oferta para comprar Monsanto, que ahora podría aceptarla, después de cuatro meses de negociaciones.

La multinacional alemana Bayer anunció ayer que estaría dispuesta a pagar hasta 65.000 millones de dólares en efectivo para comprar Monsanto, la empresa estadounidense de agroquímicos y semillas transgénicas, una oferta que aumenta 2% la propuesta anterior. En un comunicado, la farmacéutica aseguró que las negociaciones con Monsanto, que comenzaron en mayo, están en una etapa “avanzada”.

La oferta inicial de Bayer había sido, en mayo, de 122 dólares por acción -un total de 62.000 millones de dólares- y fue rechazada por la compañía estadounidense. En julio, Bayer la elevó a 125 dólares por acción, cantidad que tampoco fue aceptada. Esta vez, Monsanto no rechazó de inmediato la propuesta -que deja a 127,5 dólares cada acción- y, por el contrario, dejó la puerta abierta a un acuerdo. “Seguimos conversando, al tiempo que evaluamos la propuesta”, manifestó ayer la empresa, a la vez que advirtió que el consejo administrativo está analizando otras alternativas estratégicas “para poder determinar cuál es la transacción que interesa más a los accionistas”. Monsanto aclaró, además, que la compra estaría sujeta a las distintas aprobaciones regulatorias de los países donde operan ambos grupos.

Se espera que Bayer brinde más detalles sobre este posible acuerdo en una conferencia de prensa que brindará hoy Liam Condon, miembro del comité ejecutivo de la compañía y presidente de su división agroquímica, en la ciudad de Leverkusen, donde se encuentra la sede central del grupo alemán. El mercado de los agroquímicos mueve en el mundo unos 57.000 millones de dólares. Si Bayer cierra un acuerdo con Monsanto, juntos crearían la primera empresa del mercado con más de 28.000 millones de dólares en ventas y, según informó la BBC, controlarían 30% del negocio de semillas y químicos agrícolas.