Ir al contenido

Deporte | Lunes 05 • Septiembre • 2016

Vuelve a arder

El fuego olímpico regresa a Río con el inicio de los Juegos Paralímpicos; participarán cuatro uruguayos.

Con el estadio Maracaná vestido para la ocasión, el 21 de agosto se despidieron los Juegos Olímpicos y la llama, el símbolo del deporte olímpico, se apagó tras dos semanas durante las cuales dio luz y calor en la ciudad carioca. Casi de inmediato, el 1º de setiembre, el fuego volvió a arder en Brasilia y empezó su recorrida por distintas ciudades de Brasil hasta volver al mismo estadio carioca, donde el miércoles se realizará la ceremonia inaugural de los Juegos Paralímpicos.

4.350 deportistas representarán a 176 países en 22 deportes en esta nueva edición de la competencia. Serán 526 los eventos en los que se entreguen medallas, más que en los Juegos Olímpicos, en los que hubo competencia en 306 eventos.

Cuatro uruguayos conforman la delegación celeste para esta cita. Henry Borges, medallista de oro en judo en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, fue el primero en conseguir su pasaje a Río de Janeiro y será el abanderado. En él están también depositadas las mayores esperanzas de que los celestes regresen con alguna medalla. Borges llegará en Río de Janeiro a su tercera participación, luego de haber estado en Atenas 2004 y Pekín 2008. Si bien se clasificó para Londres 2012, no pudo concurrir por problemas de la dirigencia. Luego se confirmaron las presencias de Alfonsina Maldonado, que debutará en deportes ecuestres, de Gonzalo Dutra, que competirá por segunda vez en natación, y de Eduardo Dutra, que debutará en atletismo. Borges fue el primero en llegar a la Villa Olímpica, donde se aloja desde el viernes junto a su equipo. El sábado, el abanderado pudo presenciar la ceremonia de bienvenida y el izamiento de la bandera uruguaya en la villa. Competirá el 8 de setiembre a las 10.00 y debutará en octavos de final contra el rival que se dará a conocer mañana, martes, luego de realizado el sorteo. Después de Borges llegó el resto de la comitiva celeste.

“En estos Juegos espero hacer una buena carrera, bajar mis marcas, dejar todo en la pileta”, dijo a la diaria Gonzalo Dutra. El nadador se enfrenta a una nueva experiencia en los Juegos Paralímpicos. En Londres 2012 fue el único uruguayo que compitió y, por lo tanto, también portó la bandera en la ceremonia inaugural; esta vez contará con otros compatriotas con quienes compartirla. “Estoy muy entusiasmado por ir y compartir con los demás miembros de la delegación. Además, el hecho de que seamos cuatro nos permite ver que en el deporte paralímpico le estamos poniendo muchas ganas”, aseguró. Con respecto a su desempeño, en esta oportunidad espera más de sí mismo: “Me siento más preparado y esta vez voy a nadar en mis especialidades”, contó. Competirá el jueves 8 a las 10.17 en 100 metros pecho, estilo en el que su mejor registro es de 1 minuto, 18 segundos y 29 centésimas; y el martes 13 a las 10.27 en 100 metros libre, especialidad en la que su mejor marca es de 59 segundos y 21 centésimas.

Eduardo Dutra está alcanzando un sueño como atleta paralímpico. Amputado de sus dos piernas, compite en carreras en silla de ruedas tanto en pista como en calle. Para Río de Janeiro 2016 está invitado en las pruebas de 100 y 400 metros. “Estoy cumpliendo mi sueño, pero en parte pude hacerlo porque voy con una invitación y no con la marca, como me hubiese gustado”, afirmó, sin conformismo. Sus objetivos para esta instancia son bajar sus mejores marcas, de 16,89 segundos en los 100 metros y de 57,16 segundos en los 400 metros. Pasar la serie también es una meta, pero asume que ese reto es más complicado, más allá de que todavía no conoce a sus rivales. Según cuenta, le ha costado encontrar información de quiénes serán los demás competidores. Debutará el domingo 11 a las 18.53 en los 400 metros y luego competirá el viernes 16 en los 100 metros a las 19.54.

Una ilusión viaja con Eduardo: “Tengo la esperanza de que mi participación en Río me abra alguna puerta en cuanto a patrocinios a la vuelta. Si eso sale, me voy a preparar duro para Tokio 2020”, sostuvo. Y para esa instancia sí quiere clasificarse con marca. La categoría de Dutra es T54; la T significa track (pista) y 54 es el grado mínimo de lesión. “Solamente soy amputado, no tengo lesión en la columna”, explicó el atleta a la diaria. “Sé que algunos atletas que me inspiran mucho van a estar. Son mis ídolos, gente a la que sigo desde que empecé con esto”, dijo ilusionado Eduardo, antes de viajar y a la espera de encontrarse con esos referentes. Además, sobre la posibilidad de compartir esta experiencia con otros atletas uruguayos agregó: “La vamos a pasar bien y vamos a hinchar el uno por el otro”.

Alfonsina Maldonado es la única mujer de la delegación. Participará como amazona en la modalidad de adiestramiento Grado IV. La final de esta disciplina será en la mañana del miércoles 14 a las 10.00.

La única medalla en el historial celeste en los Juegos Paralímpicos la consiguió Jorge Lerena en Atlanta 1996. Fue de bronce en atletismo, en la prueba de 200 metros llanos para atletas con discapacidad visual.