El compromiso de la diaria

Nuestro compromiso

  • Hacemos un diario que se puede leer por completo, con el mismo placer que nos provoca el realizarlo.
  • Promovemos la transparencia y el control social de las instituciones y organizaciones que concentran poder político, económico o cultural. En lo que nos toca, le garantizamos a los suscriptores de la diaria que puedan controlar el cumplimiento de los objetivos que aquí planteamos.
  • Ante el gobierno y el conjunto del sistema partidario, la diaria no es juez ni parte. Con autonomía y rigor, buscamos aportar los datos y enfoques necesarios para saber qué ocurre y poder entender sus causas.
  • El sonido simultáneo de todas las campanas puede ser simplemente un estruendo que aturde, por eso registramos distintas versiones, pero no pensamos que eso sea suficiente para entender lo que pasa. Si una afirmación no se ajusta a hechos tal como lo conocemos, lo señalamos.
  • Con el mismo espíritu, reconocemos nuestros errores y respetamos plenamente el derecho de respuesta.
  • Fomentamos una visión sustentable y solidaria del desarrollo, que integre criterios sociales y ambientales.
  • Estimulamos el conocimiento de las experiencias y propuestas que apuntan a generar relaciones sociales más fraternas y procesos de emancipación individual o colectiva, así como la desconcentración y diversificación de los poderes sociales.
  • Nuestros relatos sobre la realidad contrarrestan prácticas de exclusión, subordinación y ocultamiento que afectan la calidad de la democracia. Esto implica, por ejemplo, combatir la invisibilidad de las cuestiones de género, empezando por nuestro propio equipo de trabajo.
  • La mirada periodística de la diaria no se dirige sólo a las cúpulas de las instituciones. En nuestra casa, este criterio se aplica mediante la participación informada de los trabajadores y suscriptores en las decisiones clave.
  • Reivindica la legitimidad periodística de los artículos que incluyen análisis y reflexiones, con sus debidos fundamentos, sin tratar de disimularlos como si fueran "datos objetivos".
  • Informamos en función del interés público de las noticias, aunque estas puedan ser inconvenientes para algún interés particular.
  • Mantenemos una cobertura preferencial sobre una perspectiva del MERCOSUR y los asuntos regionales en todos los planos, de la economía a la cultura.
  • Cultivamos un fuerte vínculo con los uruguayos residentes fuera del país, e impulsamos la relación de éstos entre sí y con los residentes en Uruguay.
  • la diaria no realiza acuerdos comerciales que limiten su autonomía, no busca ni acepta compensaciones por publicar o dejar de publicar materiales periodísticos, y tampoco incluye publicidad encubierta. Estos criterios se aplican a la actuación individual de los periodistas.
  • Los proyectos y acuerdos que aportan recursos a la diaria son accesibles al público, al igual que la información cotidiana sobre la cantidad de ejemplares que editamos, controlada por terceros.
  • Hay una defensoría de los lectores con financiamiento independiente.
  • Adoptamos un sistema formal de relaciones laborales, con derechos y deberes explícitos. Se respetan sin trabas de ningún tipo el derecho a la sindicalización.
Publicidad