El tema formó parte de la discusión del gabinete productivo, donde hubo "un intercambio de opiniones" durante 15 minutos acerca del "efecto que habían tenido las declaraciones del presidente el fin de semana", según confiaron fuentes de ese ámbito. Tras la reunión, tanto Mujica como Astori aseguraron que sólo hay un equipo económico en el gobierno. "No hay ningún equipo económico trabajando en la sombra", aclaró el presidente, para luego añadir que "cualquier proyecto se puede mejorar si se estudia, pero tenemos que sacar la cuenta del tiempo que se pierde, y el que pierde la gente que necesita más beneficios". "Estamos a fin de año y si nos demoramos mucho nos vamos a febrero o marzo", proyectó. La iniciativa había sido formalmente planteada por el MEF en el Consejo de Ministros del 12 de setiembre. Mujica interpretó que "el MEF acentúa mucho más la rebaja en los sectores más pobres" y además destacó la importancia de otorgar certezas en políticas económicas en momentos en los que "hay incertidumbre por lo que está pasando" con la crisis internacional. Según afirmó, este tipo de medidas ayuda a que "todos los sectores tengan confianza en un momento en el que hay una crisis de confianza".

Por su parte, Astori destacó que el presidente dio su "apoyo total" al proyecto y que, según le garantizó, le dará entrada al Parlamento a más tardar el jueves y "tal como fue redactado". El vicepresidente defendió el borrador hecho por el MEF y recordó que además de la rebaja de dos puntos de IVA está prevista la exoneración total del tributo para los sectores más pobres. "Escuché comentarios que hablan de ser selectivos con la aplicación de esta medida, y eso es exactamente lo que hace nuestro proyecto, porque para los más pobres no son dos puntos, son 22", enfatizó.

Si bien Mujica hizo hincapié en la rápida aprobación del proyecto, Astori precisó que recién va a entrar en vigencia "el año próximo, dada la altura del año en que se trabaja". También dejó abierta la posibilidad de que los legisladores propongan cambios al texto original: "No descartamos que se introduzcan modificaciones, la próxima palabra la tiene el Parlamento", deslizó.

Advertencias

El senador Michelini señaló en su twitter sobre las 15.00 de ayer que "el FA tiene un programa que nos guía e incumplirlo no es buena cosa. Ese camino puede afectar todo, incluso las mayorías parlamentarias", escribió en referencia a los dichos de Mujica que fueron publicados el sábado por El Observador, en los que admitía que tenía intenciones de no aplicar la baja generalizada de dos puntos de IVA para que "esa plata que no va a entrar al Estado vaya sólo a los más pobres y el resto siga pagando la misma tasa de 22%". Quizás las palabras de Michelini también sirvan como advertencia para el debate legislativo que se viene.

El diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Alejandro Sánchez cuestionó la postura de Michelini: "Empezar de esa manera es empezar muy bajo en el debate, es un poco exagerado y no contribuye en nada". Para el legislador, ahora es necesario estar "abierto a discutir y no establecer una lucha de fuerzas". Respecto al proyecto del MEF, dijo que si bien desconocen el diseño, "nos sigue rechinando una reducción del IVA para la compra de whisky o de televisión plasma", por lo que "implementar una rebaja que no sea para todos los productos podría ser una alternativa para discutir o elaborar". "La rebaja del IVA no puede estar asociada a artículos suntuarios y de lujo, a los que entendemos que no se les debe disminuir la carga impositiva", remató.