La delegación del PIT-CNT estuvo integrada por los integrantes del Secretariado Ejecutivo (SE) y coordinadores de la central Juan Castillo, Fernando Pereira y Beatriz Fagián, el dirigente de la Unión Ferroviaria, Ricardo Cajigas, y el asesor jurídico Mario Pomata. Mujica, en tanto, fue acompañado por el subsecretario del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Nelson Loustaunau, el secretario de Presidencia, Alberto Breccia, el prosecretario Diego Cánepa, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Gabriel Frugoni, y el asesor presidencial Julio Baráibar, que negocia la reforma de AFE con el sindicato de ese ente y con la central obrera.

La reunión había sido solicitada la semana pasada por la dirección sindical ante la situación de la negociación colectiva en el sector público y privado. Además, la Mesa Representativa Nacional Ampliada del miércoles 9 resolvió rechazar las declaraciones de Cánepa, efectuadas en una entrevista con el programa Claves Políticas, referidas a su planteo de que aquellas empresas como ACCESA, propiedad de Antel (95%) y la CND (5%) puedan vender acciones en la Bolsa de Valores, a partir de 2012.

La conducción del PIT-CNT considera que por esa vía el gobierno "una vez más desconoce la Ley de Negociación Colectiva, ya que el tema no fue planteado a los trabajadores".

"Apuntes de todo"

La situación en ámbito privado se sacudió la semana pasada cuando las cámaras empresariales dieron a conocer una propuesta para modificar la Ley de Negociación Colectiva, un planteo que luego sería rechazado por el Secretariado Ejecutivo. El documento de los empleadores propone que el derecho a la ocupación de los lugares de trabajo como extensión del derecho de huelga sea eliminado, algo que para la dirección del PIT-CNT significaría un "retroceso". Ayer, estas inquietudes fueron planteadas al presidente Mujica que "escuchó atentamente y tomó apuntes de todo", según dijo Juan Castillo a la diaria.

Con respecto a la negociación en el ámbito privado, la delegación del PIT-CNT "transmitió" a Mujica que van a "defender la Ley de Negociación Colectiva vigente", porque "no vamos a dejar que nos quiten los derechos que están plasmados en el texto", según afirmó Castillo. En cuanto a la negociación colectiva del sector público, se plantearon las diferencias con el gobierno "que no aplica la ley" y se consiguió un "compromiso de corregir y ajustar algunas cosas".

Castillo dijo que esta negociación debe convocarse "en tiempo y forma", en los ámbitos que la ley "mandata" y así poder discutir "cuestiones presupuestales, la rendición de cuentas, las condiciones laborales, la reforma del estatuto del funcionario" y otros aspectos que la ley establece.

Por otra parte, y en presencia del prosecretario Cánepa, la delegación sindical planteó las discrepancias con el anuncio sobre la colocación de acciones de empresas estatales.

Castillo explicó que los representantes del Ejecutivo intentaron "explicar técnicamente" cómo se van a "traer inversiones hacia esas empresas" y "quedaron en mandar más información". "Les dijimos que no estamos de acuerdo con esa postura", resumió Castillo. Por último, se trató la reestructura de AFE, y la delegación del PIT-CNT también expresó su rechazo a "la nueva figura que se da con trabajadores públicos de derecho privado". El presidente "habló mucho" de la necesidad de los cambios en el Estado y su fortalecimiento, y coincidió con "varios planteos" del PIT-CNT, aunque "advirtió" que "capaz que con diferentes instrumentos".

Por la vía

Ricardo Cajigas, integrante del Secretariado Ejecutivo y dirigente de la Unión Ferroviaria dijo que el tema del ferrocarril se trató brevemente y "volvimos a decir que lo mas inconveniente para el país y los trabajadores es que AFE deje de ser una empresa pública".

"No hay argumentos que puedan justificar eso, los hechos están demostrando que hay inmensas posibilidades de que AFE siga en el derecho público y no podemos entender el empecinamiento en pasarla al derecho privado", cuenta Cajigas. Preguntado sobre la pertinencia de la presencia de Julio Baráibar en la reunión, el dirigente sindical señaló: "Más allá de las buenas intenciones del negociador, éste vino prácticamente con las manos atadas". Según Cajigas, el "mandato" que tenía Baráibar le "prohibía" discutir sobre otro proyecto que no fuera el de AFE como empresa de derecho privado y, en definitiva, "llegaba" para "negociar algún derecho para los funcionarios excedentes o un retiro incentivado y nada más". Si bien todos coincidieron en que el ferrocarril es una "necesidad del país" que debe resolverse "rápidamente", por ahora "no hay acuerdo", concluyó Cajigas. De la reunión surgió una convocatoria al Consejo Superior Público, que hoy a las 16.00 en el Ministerio de Trabajo comenzará a funcionar "para fijar una agenda de negociación". También se habló de la posibilidad de instalar una comisión "técnico-política" para establecer un "protocolo" de cómo se debe negociar en el sector público.