Poco después de asumir, en marzo de 2010, Aguerre removió a algunos directores que había designado Mujica durante su gestión como ministro, entre 2005 y 2008. Una de las condiciones que Aguerre negoció con Mujica para aceptar su nombramiento fue la posibilidad de conformar un equipo de asesores de confianza. Con ese aval, Aguerre cambió directores que se habían desempeñado durante toda la administración de Vázquez. Fueron sustituidos Héctor González, quien estaba al frente de la Dirección General de Recursos Naturales Renovables (Renare), Humberto Almirati de la Dirección General de Servicios Agrícolas y Martín Buxedas de la Oficina de Programa y Política Agropecuaria (OPYPA).

Héctor González admite que su remoción fue sorpresiva: “El ministro me dijo que tenía otra persona de su confianza, me dio las gracias y chau. Estos cambios eran una rutina de las administraciones de los partidos tradicionales, pero no tenía que ser así con el Frente Amplio [FA]. A mí por lo menos me hubiera gustado que me evaluaran, esto fue poco serio”.

En 2005 Mujica llevó a trabajar al MGAP a un grupo de técnicos con trayectoria académica, de trabajo de campo y con experiencia política dentro del MPP. Varias iniciativas de la administración de Mujica y de su equipo fueron duramente cuestionadas por la Asociación Rural del Uruguay (ARU) y por la Federación Rural (FR). Una de las designaciones resistidas por la ARU fue la de Buxedas, un reconocido miliante del Partido Socialista, al frente de la OPYPA. La ARU responsabilizó a la OPYPA por haber tenido la iniciativa de modificar el criterio de reajuste de la contribución inmobiliaria que prevé un cálculo de aforo diferente que aumentaría el gravamen. Buxedas fue uno de los funcionarios relevado por Aguerre.

Mal trago

Más recientemente hubo nuevos cambios en la dirección. El 19 de mayo el enólogo Ricardo Calvo renunció a la presidencia del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi). Las razones estarían, según fuentes de ese oganismo, en la persistente falta de comunicación de éste con Aguerre, a quien se le habría solicitado varias entrevistas que nunca dio. El sector vitivinicultor vive un momento difícil por la disminución de las exportaciones, fenómeno que tiene carácter mundial y que, entre otras razones, responde a un cambio cultural en el consumo. Cada año se bebe menos vino y esto afecta directamente a los productores y, en particular, al financiamiento del Inavi, que podría dar quiebra en algunos años. Fuentes de Inavi dijeron: “El ministro tiene relegado el sector de la granja en general y sigue apostando a que todo se resuelva con la apertura de nuevos mercados en el exterior”.

El atraso en la fijación de los precios en el sector por parte del MGAP fue una de las causas de la renuncia de Calvo, “que tenía que dar la cara todos los días a los productores y no tenía respuesta del ministro”. Desde Inavi se plantea que “la apuesta del ministro a resolver todo con más exportaciones implicará una reestructura del sector librada a la reglas del mercado que llevará a la quiebra de pequeños y medianos productores y a que sobrevivan los más grandes”. Además, mantener al Inavi tal cual está significa que el Estado deberá subsidiarlo en el mediano plazo.

En setiembre de 2010 fue cesado el director del Proyecto Uruguay Rural (PUR), Antonio Vadell. La no renovación del contrato le fue comunicada horas antes de su vencimiento. Conocida la decisión, una decena de técnicos que trabajaban en el PUR pidió una entrevista al ministro para conocer los motivos de la remoción. Ésta no fue concedida y 11 técnicos renunciaron en bloque. El PUR es un convenio entre el Estado y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrario (FIDA) de Naciones Unidas cuyo objetivo es la eliminación de la pobreza de las áreas rurales. Desde este proyecto se gestó la creación de la Dirección de Desarrollo Rural (DDR) en el MGAP, que ahora absorberá la ejecución del PUR, del Programa Ganadero y de Producción Responsable. Si bien en algunos medios se adjudicó la no renovación del contrato de Vadell a las diferencias que el equipo del PUR tenía con Robert Frugoni, ex director de la DDR y que renunciara el año pasado, esto no fue así. Frugoni renunció porque se estaba jubilando. El PUR culminó su ejecución el 31 de marzo y está en una fase de elaboración de documentos informativos y de evaluación hasta el 30 de setiembre. “El PUR deja de existir y no va a haber más proyectos que negocien financiamientos en forma independiente. Todo va a estar centralizado”, precisó Fernando Rodríguez, actual responsable del PUR.

González, Calvo y Vadell eran reconocidos emepepistas. Si bien hay quienes advierten un “alejamiento progresivo de la gente del MPP en el MGAP”, el ministro designó -luego de la renuncia de Frugoni- a José Olascoaga, perteneciente al MPP, nuevo director de la DDR. Anibal Pereyra, integrante de la dirección nacional del MPP, señaló que el tema no ha sido debatido ni está en la agenda. Si bien respeta que “compañeros del MPP” cuestionen al ministro, aclaró: "No sólo defendemos a este gobierno, somos parte de él y estamos construyendo. Acá los que no son de izquierda son los que se van del FA -como [Jorge] Saravia-. Ésta es un discusión de gestión y se dará en alguna comisión”. Pereyra señaló como positivo el aporte de empresarios en el gobierno y comparó la designación de Aguerre con la de Jorge Lepra como ministro de Industra durante la administración de Vázquez. la diaria intentó obtener declaraciones del titular del MGAP acerca de estos cuestionamientos, pero el jerarca por el momento no está concediendo entrevistas.