La Revista de Historia de la Biblioteca Nacional de Brasil accedió al material que dejó Luiz Carlos Prestes, un comunista que sobrevivió a la dictadura, y que será donado al Archivo Nacional. Entre los documentos figura una lista con 233 nombres de militares y policías acusados de torturar.

La lista fue confeccionada en distintos centros de detención de la dictadura y será publicada en la próxima edición impresa de la revista, que además la colgó en su página web revistadehistoria.com.br.

Entre quienes la redactaron figura José Genoino, ex presidente del gobernante Partido de los Trabajadores y designado asesor del Ministerio de Defensa por la presidenta Dilma Rousseff. También figuran el ex ministro de Derechos Humanos Paulo Vanucchi y Hamilton Pereira da Silva, poeta y actual secretario de Cultura del Distrito Federal.

Pereira contó a la revista que la lista nació en 1975, escrita por unos 35 presos políticos que cumplían pena y que habían sido o eran víctimas de tortura. No hubo una centralización de esos datos o alguien que los coordinara, sino que los nombres se fueron sumando. "Esa información salía de las cárceles por medio de abogados o familiares", que la fueron uniendo, dijo.

Esa lista fue publicada con la firma de los 35 ex presos en 1978 en el semanario En Tiempo, que en ese entonces era dirigido por Carlos Tibúrcio, quien luego fue asesor de comunicación de la Presidencia brasileña durante los gobiernos de Lula da Silva y el de Rousseff.

"El diario se agotó en todo el país y pasamos a enfrentar la reacción de la extrema derecha, con amenazas de muerte y bombas que se tiraban contra la redacción", manifestó Tibúrcio en una columna publicada en la web de la Fundación Perseu Abramo.

La lista llegó a manos de Prestes en una reunión anual del Comité de Solidaridad a los Revolucionarios de Brasil realizada en 1976.

La publicación de los nombres "no deja dudas acerca de qué lado está ese órgano público", en referencia a la Biblioteca Nacional, dijo el general retirado Clovis Bandeira, vicepresidente del Club Militar, al diario Folha de São Paulo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Oficiales Militares Estaduales de Brasil, el coronel Abeldmídio Sá Ribas, dijo que la publicación "crea una situación de conflicto gratuita, que ya deberíamos haber superado hace tiempo".