La semana pasada el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley que propone la aprobación de un convenio de cooperación entre el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) y su par italiano firmado en Roma en octubre de 2011, y que refiere a la adquisición de sistemas para la seguridad y la defensa. El acuerdo establece la voluntad de ambos países de implementar una cooperación a largo plazo, reconociendo sus capacidades industriales, tecnológicas y comerciales, y teniendo en cuenta las necesidades a corto plazo en los sectores naval, aéreo, terrestre, militar y de seguridad que "pueden ser satisfechas mediante la cooperación entre las respectivas Fuerzas Armadas e industrias".

Ben 10

En febrero de 2002, el gobierno italiano aprobó un programa de investigación y desarrollo llamado Soldato Futuro. El concepto representa al nuevo modelo de combatiente, que además de las tradicionales capacidades militares está apoyado por la tecnología más moderna. Desarrollado actualmente por la multinacional italiana del armamento Finmeccanica, incluye un equipamiento de protección antibalas y un camuflaje con protección a radiaciones nucleares, biológicas y químicas. En el casco cuenta con una cámara en la parte posterior con visor nocturno. Lleva una pantalla táctil para el envío y la recepción de información en forma de mensajes de texto y gráficos, con GPS y mapas digitales. Cuenta con un binocular con telemetro láser y su fusil es un Beretta ARX 160, un arma de última generación.

La iniciativa incluye un "paquete" de sistemas de defensa para Uruguay con posibilidades de desarrollarse en las siguientes áreas: helicópteros de transporte para logística y protección civil, aviones para entrenamiento avanzado y combate liviano, aviones no tripulados para vigilancia, sistemas de observación satelital con tecnología óptica y radar, sistemas de comunicación táctica, "soldado futuro" y vehículos blindados sobre ruedas. El proyecto establece que Italia facilitará el inicio del uso de los sistemas, el soporte logístico y la asistencia de la industria italiana a la uruguaya en el desarrollo y producción de los proyectos a definir. Contempla la transferencia de "know-how" y tecnología, venta de sistemas y subsistemas según las leyes internacionales, transferencia de información sobre personal, procedimientos, infraestructura, mantenimiento, intercambios para adiestramiento y desarrollo de actividades conjuntas de investigación. El convenio, que podrá ser modificado por acuerdo de ambas partes, tendrá una vigencia de 10 años. Un antecedente en la relación bilateral respecto al tema es la adquisición de un radar italiano para la vigilancia aérea y la oferta de un sistema de vigilancia costera que se encuentra a estudio de la Armada.

Táctica y estrategia

En abril de 2011 el entonces ministro de Defensa Luis Rosadilla recibió la visita del general Gianpaolo Miniscalco que encabezó la delegación militar italiana con la que se negociaron estas adquisiciones. La venta del sistema de vigilancia costera se realizaría a través de un préstamo del gobierno italiano, "en una propuesta muy ventajosa para nuestro país", expresó entonces un comunicado del MDN. En esa ocasión, el general italiano invitó a Rosadilla a Italia para profundizar los acuerdos, pero el ministro renunció antes de concretar el viaje. Finalmente, el actual convenio fue suscrito por el ministerio de Relaciones Exteriores (MREE) uruguayo.

Según analistas en temas de defensa, esta iniciativa del Ejecutivo estaría enmarcada dentro de las propuestas del Consejo Sudamericano de Defensa (CSD), un organismo creado por iniciativa de Brasil, que ha logrado imponer en la región su Estrategia Nacional de Defensa, que abarca reconfiguraciones geopolíticas continentales. Entre los objetivos del CSD figura la integración de bases industriales para lograr autonomía desde el punto de vista tecnológico. Uno de los propósitos de Brasil sería montar una industria militar propia con tecnología no dependiente de Estados Unidos que pueda abastecer también a toda la región, por una necesidad de escala. En este sentido, tanto Brasil como Argentina ya firmaron acuerdos similares con Italia.

El convenio suscrito por Uruguay aparece en un momento en que la discusión sobre el rol de la Fuerzas Armadas y su modernización aún es bastante superficial. El proceso de elaboración de una propuesta de reformulación, encomendada al Estado Mayor de la Defensa, recién culminó y eso habilitaría volver a reunir al Consejo de Defensa Nacional (CODENA) que se ha reunido solamente una vez, en abril del año pasado. Según anunció durante el último consejo de ministros el titular de la cartera de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, el CODENA se reuniría en febrero. Este órgano integrado por el presidente y los ministros de Defensa, Interior, Relaciones Exteriores y Economía tiene entre sus cometidos analizar las hipótesis de conflicto y sugerir la adopción de estrategias de defensa. Además, las posturas sobre el futuro de las fuerzas armadas no están del todo claras. En el sistema político existirían básicamente dos visiones, una que es aceptada por los mandos castrenses que propone conformar una fuerza reducida y muy profesional, altamente tecnificada; y otra, que propone una defensa que pueda enfrentar una ocupación sin conflictos directos y que también involucre a los civiles.

En una entrevista publicada ayer en Búsqueda, el jefe del Estado Mayor de la Defensa José Bonilla consideró que no existe conciencia en la población sobre la defensa y que si bien la ley es un avance, "falta mucho". El ex ministro de Defensa y actual senador del Frente Amplio Luis Rosadilla dijo que su idea era "intensificar la firma de acuerdos priorizando los países integrantes de la UNASUR pero también con todos los países, abriendo el abanico de posibilidades de intercambio". "Un acuerdo es un marco, un protocolo que genera un espacio de posibilidades" que luego hay que concretar, aclaró. Durante su gestión se firmaron acuerdos de este tipo con varios países e incluso ahora se discute la firma de uno con Estados Unidos, porque el que hay "es muy viejo".