Ir al contenido

Internacional | Miércoles 11 • Enero • 2017

Alerta naranja

Barack Obama dio anoche un discurso de despedida a diez días de ser reemplazado por Donald Trump en el cargo de presidente de Estados Unidos. No quiso seguir la tradición de hablar desde la Casa Blanca y eligió la ciudad en la que empezó su carrera política 30 años atrás. Habló en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago, el mismo lugar en el que celebró su reelección en 2012. Las entradas para ver y escuchar en vivo al presidente saliente -que estuvo acompañado por su esposa, Michelle, y por el vicepresidente, Joseph Biden- se agotaron en pocas horas.

Anoche, sobre las 23.00, hora de Uruguay, el presidente estadounidense fue recibido con una ovación y después fue interrumpido con el grito de “¡Cuatro años más!”.

“Es bueno estar en casa”, dijo Obama. Agradeció a los estadounidenses por haberlo hecho un “mejor gobernante” y un “mejor hombre”, dijo que su país “es más fuerte” ahora que hace ocho años, al inicio de su gobierno, y llamó a la “unidad”, más allá de las diferencias.

El primer presidente negro de Estados Unidos, al cerrar su período de gobierno, afirmó: “Después de mi elección, se habló mucho de un Estados Unidos posracial. Esa visión, aunque bienintencionada, nunca fue realista, porque la raza sigue siendo una fuerza potente y a menudo divisoria en nuestra sociedad”. Afirmó que en este aspecto queda todavía mucho por hacer.

Obama también se refirió al cambio climático y dijo que negarlo es “traicionar a las futuras generaciones”. El mensaje llega en momentos en que está por asumir una administración en la que este fenómeno es puesto en duda por muchos, entre ellos el propio Trump.

Destacó además que ninguna organización terrorista logró llevar a cabo un atentado en Estados Unidos durante su mandato. “Aunque Boston, Orlando y San Bernardino nos recuerdan lo peligrosa que puede ser la radicalización, nuestros agentes están más atentos y son más efectivos que nunca”, sostuvo. El gobernante también afirmó que el grupo yihadista Estado Islámico “será destruido”.

El portavoz de la presidencia, Josh Earnest, había adelantado que su discurso estaría centrado en delinear los valores con los que cree que el país debe afrontar los desafíos del futuro. También estaba previsto que hiciera un repaso por los avances logrados durante su gestión.

De fondo, el mensaje a transmitir era que “cuando la gente común y corriente se involucra, se compromete y se reúne en un esfuerzo colectivo, las cosas cambian para mejor”, dijo Obama el sábado.

Anoche, al cerrar su discurso de despedida, retomó su lema de campaña de 2008, “Yes, we can”, y llamó a los estadounidenses a creer en su capacidad de lograr cambios. Obama agregó: “Sí, se puede. Sí, lo hicimos”.


Etiquetas