La condena del juez Sérgio Moro a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero funcionó como un disparador de campaña para Luiz Inácio Lula da Silva. Ayer el ex presidente brasileño publicó un video en su cuenta de Facebook en el que analiza la situación que atraviesa Brasil y hace propuestas para el futuro, como si ya estuviera en campaña para las elecciones de 2018.

“El brasileño está con la autoestima baja, la economía está en una mala situación y hay división” entre la gente, lamenta Lula en el video. Vistiendo una remera de la Central Única de Trabajadores, del color rojo con el que se identifican tanto esa organización sindical como el Partido de los Trabajadores, Lula agregó críticas al gobierno y al Congreso, dominados por la derecha. “Tenemos un gobierno que no representa nada, absolutamente nada, y un Congreso desacreditado, que está deshaciendo conquistas que los trabajadores alcanzaron hace mucho tiempo”, dice el ex presidente en el video, en el que aparece en primer plano adelante de un árbol y de un curso de agua.

El jueves, en su primer discurso después de que se emitiera la condena –que ya fue apelada por sus abogados–, Lula confirmó que será candidato presidencial en las elecciones de 2018, para las cuales es favorito, y en el video publicado ayer señaló que si Brasil estuviera gobernado “por alguien a quien le gusta el pueblo, que convive con él, que lo escucha”, podría estar mejor. “Yo creo en eso y quiero dedicar el resto de mi vida a probar que las cosas pueden suceder, que Brasil puede ser diferente, [y tener] menos odio, más amor, paz y tolerancia”, añadió.

En el video, Lula también manifestó que durante su gobierno él vio “el momento de mayor autoestima del pueblo”, un momento en el que las personas “creían y soñaban” con que todo era posible en el futuro de Brasil, algo que ahora no pasa. Según publicó O Globo, el tono del discurso de Lula recordó la campaña que protagonizó en 2002, con el eslogan "Lulinha paz y amor", con la cual el dirigente ganó por primera vez la presidencia.