La Jarana es una de las líneas de acción de la organización de la sociedad civil El Abrojo, que centra sus actividades en el desarrollo social; en particular, este espacio se dedica al deporte, la promoción cultural y la recreación, y en esta línea lanzó por primera vez La Jarana de Verano, un espacio que funcionará durante febrero, en el que se darán dos talleres: lenguaje audiovisual y música corporal. Ambos tendrán el objetivo de “abrir otra propuesta en el marco de los 30 años de El Abrojo y dar a los participantes nuevas herramientas de trabajo”, explicó en diálogo con la diaria el coordinador Ernesto Izquierdo.

Los dos talleres constarán de siete encuentros en febrero y estarán dirigidos a educadores, recreadores, psicólogos, trabajadores sociales y estudiantes. Apuntan a ese público porque “es el que convoca naturalmente La Jarana y son quienes pueden ver estos elementos y herramientas como algo que sume a la valija que ya tienen”, detalló Izquierdo. El de lenguaje y comunicación audiovisual busca brindar recursos educativos, recreativos y sociales, y es la primera vez que lo dictan. Para el coordinador era importante poder aprovechar las herramientas que se tienen “al alcance de la mano”, como el celular, para potenciar situaciones educacionales. Por otra parte, el taller de música corporal se centra en música y juegos en la educación y ya tiene público asiduo en La Jarana.

En el área audiovisual se plantea “un espacio donde experimentar y compartir herramientas y recursos mediante la práctica, explorando de esta manera las distintas etapas de una realización audiovisual, cualquiera sea el género”. Izquierdo comentó que en este taller están previstas varias salidas de campo para poder poner en práctica lo aprendido. Entre los contenidos del taller se resalta el uso del objeto cámara, ya sea de video, de teléfono celular u otra modalidad; también se verán conceptos como el plano, la composición de escena, los movimientos de cámara, y contenidos como el documental y la ficción.

En el taller de música las salidas serán menos frecuentes y el trabajo con el cuerpo será la moneda corriente gracias al grupo de música corporal Bande, que está en este camino desde 2009, promoviendo juegos rítmico-corporales y trabajo en percusión, canto, rítmica, movimiento y puesta en escena. En la descripción del taller se detalla: “La música corporal es el primer instrumento del ser humano, es una manera de expresar sonidos que expresan y que comunican. Pero no es tan simple; es un mundo muy vasto y amplio, que abarca el canto, el beat box, la imitación de instrumentos con la voz y con percusión corporal, la investigación de sonidos peculiares. Además, brinda posibilidades de adaptarse a variados estilos musicales”.

Cada encuentro durará dos o tres horas, y los organizadores establecieron límite de participantes: en el taller de audiovisual serán 15 personas las que se podrán inscribir, mientras que en el de música corporal hay un cupo de 20. Este número está pensado para facilitar la dinámica del trabajo en equipo y para que se pueda obtener el máximo potencial en cada clase. Las inscripciones continuarán abiertas hasta febrero por el correo electrónico lajarana@elabrojo.org.uy, al que también se puede escribir para hacer consultas.