El precandidato del Partido Nacional (PN) Jorge Larrañaga y el diputado Jorge Gandini recorrieron ayer de tarde dos instituciones educativas en el barrio Marconi: la escuela de oficios Don Bosco y el colegio Obra Banneux. Al salir, un grupo de personas los esperaban, para entregarles las firmas recogidas en la zona por la reforma constitucional que impulsa el senador.

Larrañaga dijo a la prensa que preveían una “curva de descenso” en la recolección de firmas, pero que, por el contrario, sigue “en crecimiento”. Por ese motivo, evaluó que reunirán la cantidad requerida para que haya plebiscito (10% del total de habilitados para votar) quizá antes del plazo, que se cumplirá en abril.

Sobre la eventual precandidatura en el PN del empresario Juan Sartori, dijo que es un tema que debe definir el directorio de su partido, y que “habrá que analizar” si cumple con los requisitos para postularse. Gandini también se refirió a Sartori y fue muy crítico: “¿De dónde sacó que es blanco?”, preguntó, y sostuvo que nunca “dejó de dormir una noche por el PN”, y que no debe saber “cantar la marcha de Tres Árboles ni debe haber empuñado nunca una bandera”. Añadió que quizá tuvo en cuenta las encuestas que dicen que el PN “puede ganar la próxima elección” y quiere “comprar acciones como si fuera una empresa”. El diputado acotó que en el PN “no puede venir cualquiera y decir: soy blanco”, y desafió al empresario a que reúna 1.300 firmas para fundar un nuevo partido si quiere incorporarse a la política. Apuntó que a Edgardo Novick, líder del Partido de la Gente, “le costó mucho" llegar a ser candidato, y preguntó por qué Sartori "puede llegar a Uruguay así y aterrizar para hacer política en un partido en el que nunca estuvo”.

Larrañaga dijo a la diaria que el gobierno elegido luego de la próxima elección no va a tener mayorías “regimentadas”, y que el mayor desafío para el PN será establecer un diálogo fluido con los otros partidos. Consultado por la propuesta de Luis Lacalle Pou de crear un “gobierno multicolor”, puntualizó que esa idea la viene planteando él “desde 2015”, cuando dijo que nadie iba a tener mayorías parlamentarias propias.

“Va de suyo que vamos a tener que conformar mayorías de tres, cuatro partidos. Ya lo dije hace años, y lo volví a decir en el documento programático que entregué este año”, aseveró el senador.

Sobre la propuesta de privatización parcial de ANCAP que lanzó la precandidata nacionalista Verónica Alonso, Larrañaga dijo a este medio que no ha analizado esa idea más allá de lo que la senadora planteó en la prensa, pero indicó que “no se ha conversado dentro de la bancada de senadores ni dentro del PN”, y adelantó que, en principio, él no estaría de acuerdo.