La fiscal del caso AUF, Silvia Pérez, archivó la denuncia presentada por el ex presidente de la institución Wilmar Valdez, en la cual indicaba que había sido extorsionado para no presentarse a la reelección en su cargo a través de unos audios en los que daba a entender que se había cometido un delito en la selección de la empresa que sumistró las cámaras de seguridad para el fútbol.

Pérez anunció su decisión en una reunión a la que fueron convocados los abogados de Valdez, de Walter Alcántara -que hizo las grabaciones-, el periodista Julio Ríos y el ex presidente de Danubio, Arturo del Campo -que le mostraron las grabaciones a Valdez-.

Según el abogado de Valdez, Pablo Galain, en la reunión Pérez dijo que "luego de estos meses de investigación, y si bien se tienen muchas dudas y lo dejan expuesto en los fundamentos, no se encuentran razones para una formalización" de las personas involucradas. Agregó que durante enero se van a evaluar los argumentos expuestos por la fiscalía y se definirá si se solicita la revisión del caso.

Por su parte, tanto la abogada de Alcántara, Silvia Etchebarne, como el de Ríos, Washington Abdala, celebraron que la inocencia de sus defendidos quedara probada.