Formas líricas

Mañana se presenta "El hacha del bufón", de Leonardo de León, en la Academia Nacional de Letras.

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Mediaba diciembre de 2016 cuando la Academia Nacional de Letras entregó a Leonardo de León (Minas, 1983) el premio Ariel de ese año por su poemario _El hacha del bufón_. El jurado, integrado por los académicos Ricardo Pallares, Rafael Courtoisie y Jorge Arbeleche, consideró que el texto, presentado bajo el seudónimo Verdugo, reunía “creación verbal con formas rigurosas que expresan algunos de l...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

Mediaba diciembre de 2016 cuando la Academia Nacional de Letras entregó a Leonardo de León (Minas, 1983) el premio Ariel de ese año por su poemario El hacha del bufón. El jurado, integrado por los académicos Ricardo Pallares, Rafael Courtoisie y Jorge Arbeleche, consideró que el texto, presentado bajo el seudónimo Verdugo, reunía “creación verbal con formas rigurosas que expresan algunos de los grandes temas líricos según el paradigma de lengua y poesía que adopta”.

No era el primer galardón para este autor: su único libro de cuentos, No vi la luna (2010), había obtenido el premio Narradores de la Banda Oriental de 2009; en 2011 el conjunto de poemas Confirmación del aliento (Paréntesis) había ganado el premio Pablo Neruda para jóvenes poetas; en 2012 y 2013 De León fue premiado por Casa de los Escritores por, respectivamente, El nirvana de Apolo y Detrás del murallón de los rituales; y en 2015 Otra piedra de Sol fue mención de honor del premio Juan Carlos Onetti.

El hacha del bufón alterna sonetos y haikus –ambas formas ya transitadas por el poeta en libros anteriores– y, tal como señalaba Fabián Muniz durante la presentación en Casa de la Juventud, en Minas, en abril de este año, los hace dialogar. Así, a la pregunta planteada por el soneto, siempre vuelta sobre sí misma y ofrecida como enigma, responde, sin echar luz, sino redoblando el misterio, la brevedad del haiku. Hay mucho Borges en la poesía de Leonardo de León, no sólo en la elección compositiva que se inclina por las formas del soneto: también en la búsqueda de perfección y síntesis que caracterizan al poema breve japonés. Esa cercanía, sin embargo, no se corresponde a la imitación sino a la pertenencia a una corriente estética caudalosa que podría incluir tanto a Las mil y una noches como a los grabados de Hokusai o la poesía de Quevedo.

De León contó a la diaria que prepara una trilogía narrativa cuyo primer volumen, La vida intrusa, ya está escrito. Es “una novela experimental con una marcada influencia de David Markson y, sobre todo, del Autorretrato (2005) de Édouard Levé”. Son unas 120 páginas “con un único párrafo, en frases cortas, con el objetivo de que cada una rompa el efecto de la anterior”. Se trata, dice, de un autorretrato que “pronto se convirtió en el autorretrato de un personaje”, al punto de hacerlo sentir “un intruso en mi propia vida”. Fue tanta y tan minuciosa la vigilancia ejercida sobre su vida que terminó por sentirse extraño en ella. La técnica, según confiesa, ya había sido usada por Levé, pero él buscó aumentar la complejidad mediante la incorporación de capas discursivas, de tal forma que el texto no es sólo un autorretrato del narrador sino de la novela misma, lo que la carga de un fuerte componente metanarrativo. “Por otra parte, hay momentos, en medio de ese largo párrafo de 120 páginas, en que se abren paréntesis y va apareciendo un poema; va apareciendo roto, en fragmentos, como van apareciendo los fragmentos del autorretrato del narrador y los del de la novela”, explica.

La autorización para retomar la propuesta de Autorretrato fue tomada del propio Levé: “En una de las últimas páginas del libro él dice que cuando se le ocurre una idea que ya se realizó, no la abandona, porque la obra no es la idea”. Así, en este primer volumen de lo que será en algún momento la Trilogía del Interior (y que se completará con La vida enferma y La vida incierta), De León sigue participando en el diálogo incesante de la escritura consigo misma y se suma, una vez más, a una preocupación estética, ética y política que se traduce en prácticas de juego y ejercicio con el lenguaje y de compromiso con la construcción de sentido.

Mientras tanto, los que quieran acercarse a la obra de este joven escritor uruguayo y conocer más sobre su riguroso trabajo con las palabras, pueden acercarse mañana, a las 19.00, al local de la Academia Nacional de Letras, en Ituzaingó 1255, en donde los poetas Rafael Courtoisie y Ricardo Pallares estarán presentando, junto al autor, El hacha del bufón.

El hacha del bufón | Leonardo de León. Minas, Lady J Ediciones, 2017. 126 páginas.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
Mediaba diciembre de 2016 cuando la Academia Nacional de Letras entregó a Leonardo de León (Minas, 1983) el premio Ariel de ese año por su poemario _El hacha del bufón_. El jurado, integrado por los académicos Ricardo Pallares, Rafael Courtoisie y Jorge Arbeleche, consideró que el texto, presentado bajo el seudónimo Verdugo, reunía “creación verbal con formas rigurosas que expresan algunos de l...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir