México, Estados Unidos y Canadá serán en conjunto las sedes de la Copa del Mundo de fútbol de 2026, según decidió el Congreso de la FIFA hoy.

Esta candidatura norteamericana obtuvo 134 votos, contra 65 de Marruecos y 3 abstenciones.

Según consigna la agencia de noticias Efe, España, Eslovenia y Cuba fueron las tres únicas federaciones que se abstuvieron en la votación, mientras que Irán emitió su voto a favor de que el Mundial no lo organizara ninguno de los dos proyectos.

"El fútbol es el gran ganador hoy", dijo Carlos Cordeiro, presidente de la Federación de Estados Unidos, tras el anuncio.

La ventaja de Norteamérica radicaba en que ofrecía instalaciones ya en funcionamiento, más recursos y una proyección de beneficios casi el doble de la que esperaban alcanzar los marroquíes (14.300 millones de dólares frente a 7.200 millones).

La magnitud del Mundial de 48 selecciones, con la necesidad de contar con más de un centenar de campos de entrenamiento y la experiencia en la organización de grandes eventos pesaron en la elección, asegura la agencia.