El Consejo de Educación Secundaria (CES) presentó ayer los datos del Monitor Educativo Liceal de 2017, un sistema online que registra indicadores acerca de los estudiantes y liceos de todo el país. Al resumir la presentación, Margarita Romero, la directora de Planeamiento y Evaluación Educativa del CES, destacó que las tendencias en materia de crecimiento de matrícula y mejora de los resultados educativos “se sostienen, lo que no significa que estemos conformes”. Ana Olivera, la directora general del CES, adelantó tras la presentación que se buscará “incrementar el acompañamiento de los estudiantes de bachillerato”, ya que sólo 51,8% de ellos aprueba sexto año.

Uno de los resultados que muestra el monitor es que la matrícula en Secundaria sigue en alza: en 2017 fueron 231.260 los estudiantes de los liceos, unos 4.000 más que en 2016. La cantidad de inscriptos aumentó en todos los cursos, excepto en el de primer año, donde descendió para los estudiantes del plan 2006 (en el que están inscriptos 77% de los alumnos). De todas formas, en la presentación se puntualizó que la matrícula en primer año de los otros planes del CES (los de exploración pedagógica, como el plan 1994 o el plan 1996, entre otros) viene en aumento desde 2015. Romero enfatizó que este dato da cuenta de “la diversificación de las ofertas” de secundaria.

Sobre la matrícula, Leticia Marziotte, encargada del Departamento de Estadística, mencionó que mientras en el primer año son prácticamente iguales la proporciones de los y las adolescentes, a medida que aumenta el curso disminuyen los varones, hasta llegar en sexto año a una relación de seis mujeres cada cuatro varones. Otro aspecto de interés acerca de la matrícula de primer año es que 21,2% de los estudiantes ingresa al liceo con por lo menos un año de extraedad (con más años que los que habitualmente tienen quienes cursan el primer grado).

Promoción

En ciclo básico, la proporción de promovidos fue 75,3%, lo que significa un aumento de un punto porcentual desde 2016 y de 7,4% desde 2010. En bachillerato, el porcentaje de aprobación para cuarto año fue 68,4%. En quinto y sexto hay que tener en cuenta que los criterios para otorgar un fallo de promoción son distintos: en quinto se pasa de año con hasta tres asignaturas pendientes, y en 2017 la proporción de aprobados fue 72,2%; los alumnos de sexto deben tener aprobadas todas las materias para ser promovidos, y el porcentaje el año pasado fue 51,8%. En 2016, el porcentaje de aprobación en sexto año fue 49,2%, de modo que hubo un aumento de dos puntos y medio.

Foto del artículo ''

Los resultados del monitor indican una relación positiva entre la asistencia a clase y la promoción, ya que en ciclo básico la aprobación fue 93% entre quienes tuvieron hasta 25 faltas, y descendió a 49,1% entre quienes tuvieron de 36 a 49 faltas. Además, se registra una leve mejora de la aprobación cuando la carga horaria de las actividades educativas es mayor: en los 15 liceos de tiempo extendido y los seis de tiempo completo de ciclo básico, la proporción de aprobados fue 78%. La directora de Planeamiento aseguró que se pondrá mayor énfasis en las propuestas de extensión del tiempo pedagógico, teniendo en cuenta además que las propuestas de talleres “son significativamente aceptadas por los estudiantes”.

En bachillerato, al analizar la aprobación según la orientación, surge que las que tuvieron más aprobados en quinto año fueron Científica y Humanística (73%), mientras que en sexto año las opciones con mayor promoción son las de Arte y expresión (60%), Físico matemático (58%) y Matemática y diseño (55%). En cuanto a las materias, la que registra menor nivel de aprobación tanto en ciclo básico como en bachillerato es Matemática, mientras que la de mayor aprobación en ciclo básico es Educación Física.

Los resultados parecen haber sido peores (o la exigencia fue mayor) en Montevideo que en el resto del país: en ciclo básico, que tiene, como se dijo, un promedio de aprobación de 75%, los departamentos con mejores porcentajes fueron Colonia (86%), Florida (83,1%) y Río Negro (83%), mientras que en bachillerato, donde el promedio fue 65,4%, Colonia también fue el departamento con la proporción más alta (80%), Florida nuevamente lo siguió (76,1%) y en el tercer lugar se ubicó Cerro Largo (75,6%).

Extraedad y promoción

60,9% del total de los estudiantes de los liceos públicos cursó en la edad que se considera que les correspondía: 21,1% tuvo un año de extraedad, y 18%, dos años o más. Los datos indican que los estudiantes que cursan con un año o más de extraedad ven comprometido su avance en el liceo. Mientras que 90% de quienes cursan en el tramo de edad estándar son promovidos en ciclo básico, el porcentaje baja a 61,4% entre los que tienen un año de extraedad y a 35% entre quienes tienen dos años o más. En bachillerato, 79% de los que cursan en edades habituales aprueban, la proporción baja a 50,6% cuando tienen un año de más, y llega a 39% con dos o más. Romero aseguró que la extraedad en los estudiantes “es un indicador de vulnerabilidad, y sumado eso a la sostenida inasistencia, puede ser determinante a la hora del sostenimiento del estudiante en la institución educativa”.