A raíz de la vandalización de dos placas de la memoria por parte del coronel (retirado) Carlos Anselmo Díaz Vecino, la Mesa Permanente contra la Impunidad –que estuvo entre los impulsores de la colocación de la placa frente al Hospital Militar– convoca a una reunión para el viernes a las 18.30 en la sede del PIT-CNT. La organización señaló en un comunicado que la vandalización no fue un hecho aislado, sino que “forma parte de una larga cadena de hechos” en los que “el marco de impunidad reinante permite que aún haya criminales de lesa humanidad libres, prófugos, con complicidades y amparos oscuros que permiten que escapen a los mecanismos judiciales, incluso a nivel internacional”. Añadió que esa impunidad “permite discursos militares y civiles que abren las puertas para que estas cosas sigan sucediendo”.

Por tanto, la Mesa Permanente contra la Impunidad y diversas organizaciones de derechos humanos, sindicales, estudiantiles y sociales coincidieron “en la necesidad de dar una respuesta organizada" y proponen como primer paso "realizar una actividad pública de repudio al fascismo y la impunidad”.

Albaro Sala, integrante de la Mesa, señaló a la diaria que en el acto se dará respuesta a la “lentitud de las investigaciones” y la “inacción” del gobierno ante las “provocaciones” de Guido Manini Ríos, comandante en jefe del Ejército, entre otros temas. “Denunciamos, por ejemplo, que este individuo que fue procesado, el coronel Díaz, es del riñón de Manini Ríos, e incluso estaba en la lista para ser general; se manejaba su nombre. Esto demuestra que las Fuerzas Armadas siguen pensando de la misma manera, porque este individuo se recibió en 1983 o 1984”, señaló Sala. Por último, dijo que, si bien desde la organización entienden que falta voluntad política para esclarecer los delitos perpetrados por el terrorismo de Estado, valoran lo hecho por Ricardo Perciballe al frente de la Fiscalía Especializada en Delitos de Lesa Humanidad, pero opinan que “hay un atraso importante”.