Placa de la memoria vandalizada donde fucionó el Centro General de Instrucción para Oficiales de Reserva (CeGIOR), en la calle Victor Haedo.

Uruguay tiene su primera ley de sitios de memoria

La iniciativa fue votada el martes por el Senado; dos placas más fueron vandalizadas.

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
La idea de tener una red de sitios de memoria se hizo realidad el martes. El senado aprobó la Ley de Sitios de Memoria Histórica, que determina el “recordatorio y reconocimiento de aquellos lugares donde las personas víctimas de terrorismo o accionar ilegítimo del Estado sufrieron violaciones a sus derechos humanos por motivos políticos, ideológicos o gremiales”, en el período que va desde 1968...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

La idea de tener una red de sitios de memoria se hizo realidad el martes. El senado aprobó la Ley de Sitios de Memoria Histórica, que determina el “recordatorio y reconocimiento de aquellos lugares donde las personas víctimas de terrorismo o accionar ilegítimo del Estado sufrieron violaciones a sus derechos humanos por motivos políticos, ideológicos o gremiales”, en el período que va desde 1968 a 1985.

Con esta iniciativa, se busca otorgar a estos sitios un “destino memorial”, protegerlos y preservarlos de posibles modificaciones, abrirlos a la ciudadanía y vincularlos a una “red de sitios” de memoria. Asimismo, esta iniciativa busca poner a tiro al Estado en materia de políticas de memoria, y en el cumplimiento de tratados internacionales en derechos humanos suscritos por el país, que lo obligan, según la exposición de motivos de la ley, a “adoptar medidas y políticas públicas que garanticen el derecho a la Justicia, a la Verdad, a la Memoria, a la reparación integral para las víctimas de violaciones a los derechos humanos y a condiciones de no repetición”.

Serán considerados sitios de memoria todos aquellos lugares donde ocurrieron “violaciones a los derechos humanos por parte del Estado”, así como esos espacios donde hubo actos de resistencia y lucha. También serán sitios de memoria aquellos asociados por las “víctimas, familiares o las comunidades” como parte de esos “acontecimientos” y que “han sido creados para construir y transmitir memorias”.

La iniciativa fue impulsada hace dos años por el entonces senador Marcos Carámbula, quien en diálogo con organizaciones sociales y de derechos humanos, puso el tema en la agenda parlamentaria. El ahora presidente de Administración de los Servicios de Salud del Estado relató a la diaria el recorrido de este proyecto y su importancia. “Lo más importante es que fue un proyecto que creció desde la sociedad, porque participaron todos los grupos de organizaciones sociales y derechos humanos, así como las instituciones de gobierno, y eso habla de que la sociedad viene planteando la necesidad de la verdad, de rescatar esos espacios y de saber lo que pasó en la dictadura”.

La ley creará una Comisión Nacional Honoraria de Sitios de Memoria, que será la encargada de “recepcionar, instruir y resolver” las solicitudes para declarar los sitios de memoria. El ex senador explicó que los sitios también serán espacios de investigación y de educación sobre el pasado reciente. “Es un nuevo mojón, que conquistó la sociedad, y apunta no solamente a recordar, sino a educar en derechos humanos”, agregó.

Para la senadora Daniela Payssé, esta ley le da carácter nacional a varias “cosas que se están intentando hacer, y avanza en todo lo que tiene que ver con la reparación y la dignificación de las personas”, así como “en la búsqueda de la toma de conciencia y en las garantías de no repetición”.

Pero todavía hay quienes se resisten a aceptar estos homenajes. Luego de que el coronel Carlos Díaz Vecino fuera condenado por la Justicia por vandalizar dos placas de la memoria recién instaladas, otras dos marcas de la memoria fueron manchadas de pintura. La República informó ayer que una fue la placa ubicada en el callejón de la Universidad de la República. La otra se ubica en la rambla 25 de Agosto, en el punto donde fue detenido Wilson Ferreira Aldunate luego de volver del exilio en 1984.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
La idea de tener una red de sitios de memoria se hizo realidad el martes. El senado aprobó la Ley de Sitios de Memoria Histórica, que determina el “recordatorio y reconocimiento de aquellos lugares donde las personas víctimas de terrorismo o accionar ilegítimo del Estado sufrieron violaciones a sus derechos humanos por motivos políticos, ideológicos o gremiales”, en el período que va desde 1968...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir