La Cámara de Diputados se reunirá hoy a las 9.30 para, previo a continuar con la votación de la Rendición de Cuentas, tratar los dos proyectos de ley, remitidos ayer por el Poder Ejecutivo, que establecen una solución para la deuda que la empresa del sector lácteo Pili mantiene con productores y trabajadores. Ayer de mañana, el prosecretario de Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo, reunió a varios ministros para terminar de firmar el proyecto de ley que el propio presidente Tabaré Vázquez había suscrito antes de viajar para la asunción presidencial de Mario Abdo Benítez en Paraguay. Vázquez había ordenado que se buscara una rápida solución a esta situación, y por eso se agilitaron los plazos, los proyectos entraron al Senado sobre el mediodía y se trataron como “graves y urgentes”, y se aprobaron por unanimidad.

Uno de los proyectos de ley establece la creación de un fondo de asistencia a los productores de leche remitentes de Pili en el Fondo de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). Este fondo “se destinará al pago de los créditos adeudados por la empresa Pili” a los remitentes de leche y se constituirá con la transferencia de hasta 38.400.000 pesos provenientes de la partición del Fondo para el Desarrollo (Fondes) que administra la Agencia Nacional de Desarrollo (Ande).

Finalmente, establece que el MGAP se subrogará en los derechos y acciones de los productores que se amparen en esta ley, “con el fin de transferir su producido” al Fondes-Ande.

El otro proyecto de ley, destinado a pagar los créditos laborales adeudados por Pili a los trabajadores, establece la creación de un fondo de asistencia con ese fin en el Banco de Previsión Social (BPS), que se constituirá con la transferencia de hasta 14.400.000 pesos por parte del Fondes-Ande. En este proyecto, el BPS adquirirá los derechos y acciones de los trabajadores que se amparen en la ley. En la exposición de motivos de ambos textos, el Poder Ejecutivo indica que el objetivo es "contribuir a la viabilidad" de Pili, "la cual tiene una alta relevancia económica y social” en Paysandú y su zona de influencia, “dada la importante cantidad de puestos de trabajo que genera tanto directos como indirectos”, además de contribuir “al mantenimiento de la cuenca lechera de esta zona del país”.

El senador del Frente Amplio Daniel Garín fue el encargado de argumentar ambos proyectos en el plenario de la cámara. Remarcó que se trata de una situación “angustiante para la empresa”, que se presentó la semana pasada a concurso de acreedores. Los productores “anunciaron que, de no haber una solución inmediata en la cancelación de sus deudas de remisión de leche, suspenderían el envío de leche a la planta”.

Por su parte, el nacionalista Luis Alberto Heber dijo que más allá de estas dos leyes, hay un “tema de fondo” que tiene que ver con los mercados, con “remitentes de leche, situaciones de viabilidad económica, inversiones en estas plantas que están tecleando, porque son varias”. “Esto permite salir del paso, pero no soluciona el tema de fondo”, sostuvo Heber.

En el mismo sentido, el colorado Pedro Bordaberry señaló que votaba el proyecto pero aclaró: “Esto no es una solución, esto solamente se va a agravar si no atendemos el problema de los costos en el país. Ponemos un poquito de nafta para poder circular diez kilómetros más, pero sabemos que el auto se va a parar dentro de diez kilómetros”.

Vale recordar que la Justicia rechazó el concurso de acreedores para Pili porque la empresa no cumple con algunos requerimientos que impone la ley, y dictaminó que se puede o bien designar un interventor para la coadministración de Pili o escoger un síndico que administre antes del desplazamiento de los directivos.