“El mejor homenaje es seguir luchando”. Con esa consigna, el movimiento estudiantil recordó ayer los 50 años del asesinato de Líber Arce, que iba a la Facultad de Odontología y murió el 14 de agosto de 1968, después de haber recibido un balazo en la pierna durante una movilización por el boleto gratuito y presupuesto para la Universidad de la República, el 12 de agosto. Susana Pintos y Hugo de los Santos, otros estudiantes universitarios, también murieron en 1968, tras haber recibido disparos durante una movilización convocada al mes de la muerte de Arce. El recuerdo también fue para Maximiliano Pereira, Jorge Salerno, Julio Spósito, Alfredo Cultelli, Ricardo Zabalza, Heber Nieto, Ibero Gutiérrez, Ramón Peré, Walter Medina y Nibia Sabalsagaray, entre otros estudiantes muertos por aquellos años en distintas circunstancias. “No los olvidamos y levantamos sus banderas una vez más. Seguimos defendiendo la educación pública y le exigimos al gobierno el 6% para ANEP y Udelar ya”, reafirmaron anoche miles de jóvenes que marcharon desde la explanada universitaria hasta la plaza 1º de Mayo.

Marcha por los mártires estudiantiles.
Marcha por los mártires estudiantiles.

.