Alejandro Zavala (archivo, marzo de 2012).

FA discute hoy cambios a reforma de la Caja Militar

La propuesta incluye a menos militares, pero baja la tasa de reemplazo y los topes; Ir no la acompaña.

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
El senador y secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, coordina el grupo de trabajo bicameral del Frente Amplio (FA) que analiza cambios en el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas. Según Castillo, la coalición de izquierda está muy cerca de lograr un acuerdo que permita votar este mes en la Cámara de Senadores el proyecto de ley de reforma de la llamada Caja Mil...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

El senador y secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, coordina el grupo de trabajo bicameral del Frente Amplio (FA) que analiza cambios en el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas. Según Castillo, la coalición de izquierda está muy cerca de lograr un acuerdo que permita votar este mes en la Cámara de Senadores el proyecto de ley de reforma de la llamada Caja Militar. “Hubo un gran esfuerzo de todos los sectores. Algunos arrancaron con posturas diametralmente opuestas, pero en las últimas semanas hemos logrado avanzar notoriamente. Seguramente nadie salga 100% conforme, pero creo que hemos colocado una propuesta que contempla muchas preocupaciones que nos fueron planteando los grupos”, afirmó.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo ingresó a la comisión de Asuntos Laborales y Seguridad Social en junio de 2017. En mayo de este año, la comisión empezó a votar los artículos en los que hay acuerdo y dejó para después los que constituyen el corazón de la reforma: la definición del régimen de transición, incluyendo a qué militares abarcaría el proceso de cambios propuesto; la tasa de reemplazo proyectada (la relación entre la primera jubilación que recibiría una persona en comparación con su último sueldo nominal, expresada en porcentaje) y los topes jubilatorios. En estos puntos no sólo hay desacuerdos entre oficialismo y oposición, sino también diferencias internas en el FA que todavía no se han saldado.

El primer sector que planteó reparos al proyecto que envió el Ejecutivo fue el Movimiento de Participación Popular (MPP). El ex presidente y líder del sector, José Mujica, consideró el año pasado que era más conveniente discutir la reforma junto con los cambios de las leyes orgánicas de las Fuerzas Armadas. Este año, cuando estaba por empezar la votación de la iniciativa en comisión, el MPP propuso ampliar la cantidad de militares que no serán afectados por los cambios. El proyecto del Ejecutivo establece que el personal con 20 o más años de servicio seguirá con el estatuto de retiro vigente; el MPP propuso que no queden comprendidos en la reforma los militares con más de diez años de servicio.

Esto generó más tironeos internos: al abrirse la discusión, otros sectores, como Ir, plantearon que no quieren cambios que flexibilicen la reforma en beneficio de los militares: aspiran a profundizar los cambios, por razones de equidad con el resto de la población o para disminuir el actual traslado de fondos estatales al sistema de retiros militar. De ese modo, se complicó la situación para sectores como Asamblea Uruguay (AU) y el Partido Comunista (PCU), que pretendían aprobar el proyecto tal como venía del Ejecutivo, para evitar más demoras. “El PCU tiene la misma visión que el Poder Ejecutivo. Hace muchos años quiere que haya una reforma integral. Esto está lejos de ser lo que hubiéramos pretendido, pero entendimos que era lo máximo que podíamos construir en esta etapa”, explicó Castillo.

En este escenario, AU, el PCU y otros sectores hicieron un esfuerzo para acercar posiciones y propusieron una fórmula que incorpora cambios en los puntos problemáticos. Según informaron a la diaria fuentes del grupo de trabajo, la fórmula establece que no serán abarcados por la reforma los militares con más de 15 años de servicio, una disposición a mitad de camino entre la propuesta original del Ejecutivo y la del MPP. Asimismo, incluye dos propuestas de Ir: bajar el tope jubilatorio de 101.108 a 85.596 pesos y que la tasa de reemplazo pase del 90% que había propuesto el Poder Ejecutivo a 85%.

Castillo se mostró confiado en que el acuerdo pueda cerrarse hoy, pero no está claro si el MPP acompañará la propuesta. Si bien ese sector se mostró abierto a incluir los cambios planteados por Ir, insiste con que la reforma no debería abarcar a quienes tienen más de diez años de servicio o a lo sumo 12.

Por el otro lado, Ir no acompañará el paquete de cambios porque no está dispuesto a acotar el universo de militares abarcados por la reforma, dijo a la diaria el representante de ese sector en el grupo de trabajo, Alejandro Zavala. “Es alargar la transición. Es postergar la entrada en vigencia de la reforma real, y eso ablanda la propuesta. Nosotros no vamos a acompañar una propuesta que ablande la reforma. La reforma, ya como está, para nosotros es blanda”, sostuvo.

En caso de que se alcanzara hoy un acuerdo en el grupo de trabajo, se terminaría de cerrar el consenso esta tarde en la reunión de la bancada de senadores del FA y mañana en la de Diputados. Castillo afirmó que en el grupo de trabajo se buscó garantizar la representación de todos los sectores para que luego no aparezca a último momento alguno que anuncie que va a votar en contra. “Lamentablemente, estamos atravesando un momento que es inversamente proporcional a lo que ha sido la historia del FA. Antes en el FA todos dábamos pelea para ver cómo dar un voto unitario. En los últimos tiempos, en las últimas de cambio en proyectos de ley o decisiones aparece a última hora el voto que impide el consenso”, lamentó el dirigente comunista. Remarcó que la reforma de la Caja Militar es “un compromiso político del Frente Amplio, es una de las prioridades estratégicas, y es de estricta justicia”.

Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
El senador y secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, coordina el grupo de trabajo bicameral del Frente Amplio (FA) que analiza cambios en el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas. Según Castillo, la coalición de izquierda está muy cerca de lograr un acuerdo que permita votar este mes en la Cámara de Senadores el proyecto de ley de reforma de la llamada Caja Mil...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir