Fiado es un llamado que el estudio Atolón de Mororoa reedita anualmente para acercarse a proyectos que no pueden costear el servicio. “Si bien tenemos suerte de trabajar con clientes interesantes, sabemos que hay muchos proyectos de los que nos gustaría formar parte y que no llegan a nosotros por problemas presupuestarios”, fundamentan. Por eso hacen esta convocatoria para conocer propuestas que no busquen un fin personal o que no tengan a lo comercial como el foco principal: “Deben aportar algo más a la sociedad”, resumen.

Tras recibir las postulaciones, harán una preselección, luego se reunirán con cada uno de los responsables para elegir al que será desarrollado de modo honorario. Puede tratarse de empresas, servicios u organizaciones que se ajusten a los criterios del llamado. Hasta ahora trabajaron de esa manera con Taller Timbó, Cepid, liceo Jubilar, Cande Down Side Up y Espacio Aynú. Para postularse hay que escribir a isla@atolondemororoa.com y contar el plan y sus necesidades. El plazo vence el 31 de agosto.