La Mesa Directiva del Parlamento del Mercosur (Parlasur) se reunió ayer para tomar una postura sobre la situación de Venezuela, y luego de varias horas de discusión, los representantes de la oposición de Venezuela y del Partido Colorado en Paraguay rechazaron la propuesta de declaración presentada por el diputado frenteamplista y presidente del organismo, Daniel Caggiani.

En la declaración, que finalmente no fue aprobada, el Parlasur manifestaba su “preocupación” por el “agravamiento de la situación política de Venezuela” y se posicionaba a favor del “diálogo” y la “negociación entre las partes como únicas vías para resolver la crisis”. Asimismo, declaraba su “rechazo” a las “amenazas de intervenciones extranjeras sobre Venezuela”, ya que se considera que “no colaboran a una solución pacífica de la controversia y exponen a todos los países de la región a conflictos bélicos como consecuencias desastrosas para los derechos humanos y la soberanía”.

También apoyaba las propuestas realizadas por los gobiernos de Uruguay, México y la Unión Europea, con el objetivo de “instalar negociaciones políticas inclusivas y creíbles para abordar los retos que enfrentan el país caribeño”. Finalmente, como “organismo parlamentario regional”, se posicionaba a favor del “diálogo político” y la “solución pacífica de las controversias”.

En diálogo con la diaria, Caggiani explicó que existió un “abordaje en común” entre todas las delegaciones sobre lo que está sucediendo en Venezuela, además de una “apreciación coincidente” sobre la preocupación de que algunos actores internacionales puedan hacer uso de la fuerza, pero como no hubo una “expresión unánime” no se pudo aprobar una declaración. Uno de los puntos del borrador que valoró Caggiani fue el que se refería al rechazo de “cualquier tipo de injerencia externa”. Eso, acotó, “lamentablemente no pudo salir”, ya que era un “mensaje muy importante” y “oportuno” en este momento de “bastante polarización política”.

Según Caggiani, existió un “consenso generalizado” sobre la “buena resolución” de las reuniones internacionales que tuvieron lugar la semana pasada en Montevideo, pero “la mesa directiva toma sus resoluciones por consenso, por lo que basta con que una de las delegaciones no esté de acuerdo para que no salga la resolución”. El presidente del Parlasur adelantó que la mesa directiva “seguramente” se volverá a reunir el próximo mes.

En tanto, el diputado nacionalista y coordinador de la Bancada Integración Democrática, Pablo Iturralde, presentó una moción alternativa en la sesión, pero el presidente del Parlasur “no lo sometió a votación sino que decidió levantar la sesión”. En la moción propuesta, Iturralde pedía que se “apoyara lo actuado por el gobierno uruguayo en la reunión del Grupo Internacional de Contacto, porque entendía que la declaración del jueves pasado por lo menos reconocía una mejora en tanto reclamaba elecciones libres”.

Daniel Caggiani (archivo, febrero de 2016).
Daniel Caggiani (archivo, febrero de 2016).

No obstante, en la próxima sesión del Parlasur la Bancada Integración Democrática –integrada por la oposición venezolana, el Partido Liberal Radical Auténtico y el Partido Colorado de Paraguay; la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica Argentina y Cambiemos de Argentina; la oposición de Uruguay y los nuevos representantes electos de Brasil– propondrá una nueva moción sobre la situación Venezuela. Iturralde se muestra confiado en que va a contar con los apoyos necesarios para poder aprobarla. “La moción ya tiene los apoyos”, dijo el legislador, y añadió que en el caso de Brasil todavía no se definieron los delegados, pero es probable que la mayoría sean opositores al Partido de los Trabajadores (PT). “Van a nombrar a 36 delegados [para el Parlasur] y, dado como vienen las negociaciones, es probable que 90% sean opositores al PT”, acotó.

En el primer punto de la moción presentada por Iturralde se expresa el reconocimiento al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como “presidente encargado” de Venezuela, quien “democráticamente electo asumió las competencias correspondientes a la presidencia en el marco de la Constitución vigente”. Se sostiene que en “ese espíritu” y “en apego al mandato constitucional”, Guaidó ha llamado a “elecciones presidenciales libres de inmediato, lo cual reafirma ante el pueblo de Venezuela su condición de demócrata”.

A su vez, en la moción se manifiesta la “más profunda preocupación frente a la crisis humanitaria” y se condena la “actitud de desidia de Nicolás Maduro”. También se solicita a todos los “actores venezolanos intervinientes en la recepción y distribución de la ayuda humanitaria internacional a colaborar con sus máximos esfuerzos a favor del pueblo venezolano”. Entre otros reclamos, se exige la libertad de los presos políticos y el cese de la “represión y persecución política”. Por último, en la moción promovida por Iturralde se sostiene que el Parlasur se compromete a que “la paz y la democracia retornen a Venezuela por el único camino posible, que es el pleno restablecimiento del estado de derecho y la celebración de elecciones presidenciales”.

Seguí leyendo sobre el tema: La oposición venezolana se movilizará hoy para exigir ingreso de ayuda humanitaria