Partidarios del presidente Jair Bolsonaro se movilizaron ayer en varias zonas de Brasil para manifestarle su apoyo. El propio gobernante publicó en su cuenta de Twitter imágenes de los manifestantes en Juiz de Fora (Minas Gerais), São Luís (Maranhão) y Copacabana (Río de Janeiro). Muchos asistieron vestidos con ropa verde y amarilla, llevaron la bandera de Brasil e hicieron el gesto característico de Bolsonaro, en el que simula disparar una pistola con cada mano. Algunos marcharon con carteles de apoyo al ex juez y actual ministro de Justicia y Seguridad, Sérgio Moro, o con muñecos que representan al ex presidente encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva con grilletes y ropa a rayas.

Según informó la revista Fórum, sus lectores denunciaron que los actos eran organizados por equipos que incluían coordinadores, filmación, volantes, banderas y apoyo con agua y alimentos. Por su parte, Bolsonaro afirmó que las movilizaciones eran “espontáneas”. Lo dijo durante una ceremonia religiosa masiva de la Iglesia Bautista Actitud en la que participó.

Manifestación en apoyo al presidente de Brasil Jair Bolsonaro, ayer, en Río de Janeiro.
Manifestación en apoyo al presidente de Brasil Jair Bolsonaro, ayer, en Río de Janeiro.

De acuerdo con el diario Folha de São Paulo, Bolsonaro afirmó allí que es el único presidente electo en la historia del país que “está cumpliendo lo que prometió durante la campaña”. Defendió las marchas y dijo que tenían “pautas definidas” que iban más allá del “apoyo a la presidencia”. A su entender, intentaban “dar un mensaje a aquellos que insisten con viejas prácticas que no dejan que el pueblo se libere”.

A su lado, el pastor de la iglesia, Josué Valandro Júnior, dijo que Brasil tiene carencias y agregó: “Por eso oramos a favor del gobierno de Bolsonaro como el mejor gobierno de la historia de este país”.