A pesar de las críticas al procedimiento planteadas el viernes por el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, el Consejo Político Nacional de Asamblea Uruguay resolvió que los delegados del sector apoyen la postulación de Graciela Villar en el plenario del Frente Amplio (FA), convocado para la primera semana de agosto.

El diputado José Carlos Mahía comentó a la diaria que a pesar del malestar que generó todo el proceso en AU (en particular porque Villar abandonó el sector para no respaldar a Daniel Martínez y trabajar por la precandidura de Mario Bergara) ahora la prioridad es "pelear por un cuarto gobierno", porque "nuestro principal compromiso es con el Frente Amplio (FA) y con los frenteamplistas". "La fórmula está cerrada, el tema para nosotros también", acotó el diputado canario.

En la misma línea, el director de Desarrollo Económico de la Intendencia de Montevideo, Óscar Curutchet, consideró que es momento de borrón y cuenta nueva, a pesar del trago amargo. “Hay que seguir mirando para adelante y construir juntos. Para nosotros lo importante ahora es cómo construimos un cuarto gobierno, siendo coherentes con lo que siempre ha pregonado Danilo: primero el país, segundo el Frente y tercero Asamblea Uruguay”, opinó Curutchet. De todas maneras, y en línea con lo que declaró Astori el viernes, al director de la IM opinó que el “procedimiento” que implementó Martínez para definir la fórmula fue “acelerado y un poco desordenado”.

El sábado, la vicepresidenta Lucía Topolansky también cuestionó cómo se procesó la designación de Villar. En declaraciones a Teledoce, Topolansky señaló que “no hubo razones claras” para descartar a Carolina Cosse como compañera de fórmula de Martínez. “Me hubiera gustado que se dijeran las razones para descartar a Carolina Cosse, nosotros peleamos por ella, pero no hubo razones claras para descartarla, y eso deja un sabor que vamos a tratar de mitigar. Ahora de lo que se trata es de ganar la elección”, coincidió Topolansky.