Espacio publicitario
Lo más leído trending_up

Opinión

Trump, el liberalismo y la derecha

El “fenómeno Trump” genera dificultades de interpretación en el esquema izquierda-derecha al que estamos acostumbrados. Llama la atención que siendo tan de derecha no apoye el libre comercio y plantee proteccionismo. Varios analistas tienden a pensar que buena parte de los planteos y actitudes recientes que han asombrado al mundo son sólo poses con fines electorales, ante una ciudadanía harta de los políticos tradicionales, pero que una vez en el poder, tendrá una actitud más o menos continuista, funcional a los grandes intereses económicos globales, y todo seguirá igual.

Fuera de sección

Foto principal del artículo 'El ridículo y el manifiesto'

El ridículo y el manifiesto

Hace muy poco que le encontré otro sentido al manido concepto de micropoder concebido por Michel Foucault. A esas alianzas mínimas que podemos establecer incluso con aquellos que pertenecen a una estructura con la que no estamos de acuerdo, con las que disputamos discursos, con las que peleamos grados de éticas y estéticas. Incluso con aquellas personas con las que estamos profundamente en desacuerdo sobre los medios para alcanzar determinados fines.
Foto: Patrik Stollarz, AFP

La muerte del padre

Hay polos, hay grises, indiferencia, odio, veneración irracional. Manifestaciones, actitudes o discursos que a lo largo de la historia han diletado entre el “Cuba sí, yanquis no” de los militantes acérrimos; el Cuba nunca de los otros acérrimos, los llamados gusanos; el Cuba a veces de los flojos, dirán algunos, de los no embanderados, pensarán otros. Cuba es más que un país, es todo un enunciado: contiene a Fidel Castro, al Che Guevara, las revoluciones o insurgencias de América Latina y buena parte del mundo después de los años 60 del siglo pasado; al pensamiento pro y antiizquierda y al obsecuente y al crítico y al que dileta entre ambos; la Revolución (esa Revolución) como referencia o pesar.
Foto principal del artículo 'Pensamiento colectivo'

Pensamiento colectivo

Fuimos a hinchar por la hinchada, y por la parte que prefiero por encima de las otras. De espaldas al sol, nos encontramos en las miradas, espejo que devuelve mi imagen, que nos da la talla. Me estremezco y recargo cuando se chocan nuestros hombros y sentimos temblar el hormigón en los pies. El cuadro juega mal. Ya no sé ni quién juega. Nunca supe bien, en realidad. Antes de ese tiempo sabía, hasta coleccionaba sus imágenes, colgaba afiches. Ahora sólo la bandera, el escudo, la camiseta: la idea, más clara y límpida todavía que la palabra.
Federico de los Santos. Foto: Iván Franco

Alderaan no está tan lejos

1. Decía que no le gustaba la poesía, pero no era cierto. Un día, en un cumpleaños triple, mientras en el sótano tocaba Iván & Los Terribles, me habló de un soneto de Borges, “Buenos Aires, 1963”, que luego supe que había musicalizado y que aquella noche recitó de memoria. Los dos primeros versos (“Y la ciudad, ahora, es como un plano / de mis humillaciones y fracasos”) y Google Maps le habían inspirado una idea “millonaria”: una app llamada Borges GPS, en la que el usuario podría marcar los puntos de la ciudad en los que había tenido experiencias desagradables, usando tres íconos: un dedo para abajo, un corazón roto, una calavera.
Concentración en apoyo a Lula, ayer, frente a la Embajada de Brasil en Montevideo. Foto: Juan Manuel 
Ramos
Concentración en apoyo a Lula, ayer, frente a la Embajada de Brasil en Montevideo. Foto: Juan Manuel Ramos
· 14 de abril de 2018 ·