Nuestra historia

la diaria surge en 2006 como una iniciativa de ciudadanos que querían leer un buen diario y profesionales que querían hacer buen periodismo. Convencidos de que la clave para que esto ocurriera era la propiedad colectiva del medio de comunicación, logramos el financiamiento inicial entre nuestros potenciales lectores y asumimos la gestión del medio entre los trabajadores.

Hace 11 años publicamos la diaria de lunes a viernes y recientemente comenzamos a salir los fines de semana. Hoy somos el segundo diario más vendido a nivel nacional. Desde 2013 editamos la revista Lento, que este año comenzó a tener circulación regional.

El 80% de nuestros ingresos proviene de lo que pagan los suscriptores para que exista periodismo con una mirada diferente.

Nos reconocemos como una empresa de incidencia cultural y política, por lo que además de nuestro accionar periodístico hemos creado el Día del Futuro, Comunidad la diaria y la diaria Lab. Confiamos en los procesos participativos en torno a la construcción de soluciones a los problemas de nuestro tiempo.