Saltar a contenido

Lucy Garrido

Ahora te llaman Margot

Cuando se empezó a correr la voz de que Tabaré Vázquez sería otra vez el candidato del Frente Amplio (FA), más de una ingenua decía que sólo lo votaría si antes pedía disculpas públicas por el veto que impuso a los legisladores, a las mujeres y al mismo FA. Pero aunque parezca increíble, no sólo no se disculpó sino que, auspiciado por la universidad del Opus Dei y “bendecido” por curas, patriarcas, retrógrados y pitucones, avanzó unas fichas más y se presentó en el lanzamiento de un libro que fundamenta su veto. ¿Ésa es la imagen que el FA va a proyectar en las próximas elecciones?

De puro sentido común

¿Tiene sentido que se la obligue a dejar la banca en el Senado? ¿No es del más puro sentido común que se revise la decisión y continúe en las dos tareas? Por favor, no se les ocurra contestar que es porque le están cuidando la salud... Rectificar es de sabios.