Saltar a contenido

Ramiro Sanchiz

Ruido blanco 4, cuentos de ciencia
ficción uruguaya, de Enrique
Amorim, Álvaro Aparicio, Enrique
Ardito, Miguel Arocena, Álvaro
Bonanata, Andrés Capelán, Tatiana
Carsen, Teresa Díaz, Pablo Dobrinin,
Ángel Elgue, Carlos María Federici,
Marcos Ibarra, Jorge Majfud, Mónica
Marchesky, Leo Maslíah, Alan
Miranda, Álvaro Morales Collazo,
Gonzalo Palermo, Álvaro Pandiani,
Víctor Raggio y Leonardo Rossiello.
Ediciones MM/Tecnológica,
2016. 249 páginas.

Haciendo ruido

Esta última edición de “Ruido blanco” moviliza figuras “de la cultura”, o gente más -digamos- visible. Así, este número incluye una contraportada de Pablo Silva Olazábal y un prólogo de Rodolfo Santullo, mientras que el anterior contaba con uno de Elvio Gandolfo. Esa suerte de “pacto” con lugares más tradicionales de la literatura uruguaya ha sido visible en la inclusión de un cuento de Felisberto Hernández en el número 3, y uno de Enrique Amorim en este 4; gestos más que legibles, por cierto, y no por eso menos desconcertantes.

Detalles sórdidos a continuación

Frédéric Beigbeder se las arregló para escribir un libro entretenido y con no pocas páginas sorprendentes. “Oona y Salinger” juega a la biografía novelada, a la autobiografía (en la tradición del ensayo que nos cuenta por qué a su autor le interesa el tema en cuestión) y a la reflexión sobre la guerra en Europa.

Después de la tormenta

En “Francamente, Frank”, de Richard Ford, los cuatro relatos transcurren en 2012 y 2013, poco tiempo después del huracán Sandy. La entrada correspondiente en Wikipedia presenta a ese huracán como el segundo más costoso de la historia de Estados Unidos
Foto principal del artículo 'Literatura y viñetas'

Literatura y viñetas

Va quedando claro que a la hora de pensar la producción de Rodolfo Santullo (1979) es imposible separar su trabajo literario del historietístico. Es decir: si bien parecería cómodo hendir su obra en dos mitades y aplicar a cada una de ellas procedimientos de lectura más o menos diferenciados, atentos a las particularidades de los lenguajes literario e historietístico, es sin duda más interesante ensayar una mirada más abarcadora, en busca de elementos en común y patrones reiterados.
Feria del Libro de La Habana, en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña. Foto: Ramiro Sanchiz

Apuntes para una trilogía alien

Llegamos a la Feria Internacional del Libro en un taxi que rápidamente se empantanó en el gentío. Desde todas partes de La Habana, parecía, la gente se acercaba a la fortaleza de San Carlos de La Cabaña, locación de la Feria del Libro. Ese día, supimos después, se venderían 78.000 entradas, y a eso hay que sumar a todos los participantes en stands y pabellones más un número indeterminable de colados: 80.000 personas un domingo en una feria del libro.
David Bowie. Foto: s/d de Autor

Sonido y visión

Es cierto que el disco de David Bowie deslumbra y que, por eso, convendría acaso esperar que ese primer efecto se asiente. Pero es difícil que el paso del tiempo desbanque a “Blackstar” (lanzado para el cumpleaños número 69 de Bowie) de lo mejor de su producción reciente. O de su producción, a secas.
M, de Amir Hamed. h editores, 2015.
61 páginas.

Letras y magia

Los libros de la “Trilogía del relato” de Amir Hamed (“Encantado”, “Ella sí” y el más reciente “M”) pueden leerse como momentos singulares en una continua y persistente indagación sobre la historia de la imaginación, sobre la historia de la fantasía y sobre las historias de la historia.