Saltar a contenido
Convención Nacional Demócrata, ayer, en Filadelfia, Pensilvania. Foto: Nicholas Kamm, Afp

Con el pie izquierdo

Los demócratas empezaron ayer en Filadelfia, Pensilvania, la convención de cuatro días que nominará oficialmente a Hillary Clinton como su candidata a la presidencia de Estados Unidos. Uno de los objetivos del encuentro será unir a un partido dividido entre quienes apoyan a la ex secretaria de Estado y a su candidato a vicepresidente, Tim Kaine, y el ala más progresista -que apoyó la candidatura de Bernie Sanders- que rechaza la fórmula por considerarla moderada y cercana al establishment político.
Hillary Clinton, Tim Kaine y su esposa, Anne Holton, durante un acto, el sábado, en Florida. Foto: Justin Sullivan, AFP

Moderados

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció que el senador de Virginia Tim Kaine será quien complete la fórmula del partido para las elecciones de noviembre. Kaine, un abogado católico que habla español con fluidez, puede atraer el voto de los demócratas más moderados y de la comunidad hispana. Pero la elección de Kaine como aspirante a la vicepresidencia fue una decepción para el ala más progresista del Partido Demócrata.
Hillary Clinton habla, ayer, en el Centro de Convenciones de Las Vegas, Nevada. Foto: Ethan Miller, Afp

Mano a mano

Con Bernie Sanders oficialmente fuera de la competencia, el proceso electoral en Estados Unidos empezó una nueva etapa, que tiene como protagonistas a la demócrata Hillary Clinton y al republicano Donald Trump. Esta nueva fase, que incluye la nominación oficial de los candidatos a la presidencia en las convenciones nacionales de los partidos, trae cambios de estrategias y la necesidad de renovar los discursos.
Convención Nacional Republicana, ayer, en el estadio Quicken Loans, en Cleveland, Ohio. Foto: Dominick Reuter, Afp

Y ellos se juntan

Comenzó en Cleveland, Ohio, la convención de cuatro días que busca nominar oficialmente a Donald Trump como el candidato del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos.
Amaranta Gómez Regalado. Foto: Federico Gutiérrez

Identidad muxhe

Las personas muxhes nacen como varones en la población zapoteca del istmo de Tehuantepec -en la ciudad mexicana de Juchitán, en Oaxaca- y adoptan una identidad femenina desde la niñez. El proceso de aceptación del muxhe no es individual sino más bien colectivo, algo que lo diferencia de otras comunidades, según contó a la diaria Amaranta Gómez Regalado, que llegó esta semana a Montevideo para participar en la Conferencia Mundial Derechos Humanos de las Personas LGBTI. Fuera de su comunidad, la situación es bastante distinta.
Manifestación contra la reforma laboral del gobierno, ayer, en París. Foto: Philippe Lopez, Afp

Sin el consentimiento

El primer ministro de Francia, Manuel Valls, anunció ayer que el proyecto de ley de reforma laboral será aprobado por decreto, a no ser que los detractores logren conseguir los votos necesarios para anteponer una moción de censura. De esta manera, el gobierno del presidente François Hollande evita someter la propuesta a votación en la Asamblea Nacional (que equivale a la Cámara de Diputados), donde enfrentaría a una mayoría que la rechaza, tanto en el oficialismo como en la oposición. Mientras, en las calles, miles de franceses volvieron a expresar su descontento.
Mariano Rajoy, después de votar en las elecciones generales de España
en el colegio electoral de la universidad Bernadette en Moncloa-
Aravaca, Madrid, España. Foto: José Jordan, Afp

Desde arriba

La repetición de las elecciones en España dejó un Parlamento fragmentado en el que, una vez más, ningún partido tiene la mayoría para gobernar. Al igual que en diciembre, el Partido Popular fue el más votado y su líder, Mariano Rajoy, intentará formar un gobierno. En tanto, Unidos Podemos no logró desplazar al Partido Socialista Obrero Español como primera fuerza de izquierda y quedó tercero, lejos de lo que preveían las encuestas.
El presidente colombiano Juan Manuel Santos, el cubano Raúl Castro y el jefe de las FARC Rodrigo Londoño, alias Timochenko, durante la firma del acuerdo de paz, ayer, en La Habana. Foto: Adalberto Roque, Afp

En buena hora

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño -conocido como Timochenko-, firmaron ayer un acuerdo que selló el cese del fuego bilateral y definitivo, estableció las garantías de seguridad para los combatientes y definió el referéndum como mecanismo de ratificación popular de los puntos pactados. La paz definitiva, que terminaría con más de 50 años de conflicto armado en el país, se firmaría antes de agosto.
Marcha de maestros por la muerte de ocho personas durante el fin de semana,
el lunes, en Oaxaca, México. Foto: Héctor Guerrero, Afp

Violencia en uso

Una protesta de maestros en el estado mexicano de Oaxaca, al sur del país, terminó el domingo en enfrentamientos violentos entre los manifestantes y la Policía, que dejaron ocho muertos y cerca de 100 heridos. Los docentes, que desde hace semanas protestan contra la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto, responsabilizan a la Policía de disparar a los manifestantes con armas de fuego, mientras que las autoridades sostienen que fueron grupos infiltrados los que desataron la violencia.
David Cameron, primer ministro británico, participando en un debate sobre el referéndum
de la UE, el 10 de junio, en Londres. Foto: Adam Gray, Afp

Come on and let me know

El jueves de la semana próxima los británicos definirán si su país permanece o no en la Unión Europea (UE) y los sondeos muestran un avance de quienes apoyan la salida del bloque. La división interna del Partido Conservador del primer ministro David Cameron, que encabeza la campaña por la permanencia, la ambigüedad en el discurso del laborismo, que apoya la misma postura, y el debate sobre la inmigración podrían explicar el giro en las encuestas, que hace pocos días mostraban la tendencia opuesta.
Personas frente a un monumento para las víctimas del tiroteo en la discoteca gay Pulse,
ayer, en Orlando, Estados Unidos. Foto: Joe Raedle, Afp

Diferencias irreconciliables

La matanza en un boliche gay de Estados Unidos, cometida por un ciudadano estadounidense de origen afgano que se proclamó “leal” al grupo jihadista Estado Islámico, profundizó las diferencias en política exterior y medidas contra el terrorismo entre los candidatos a la presidencia de ese país, Hillary Clinton y Donald Trump.
Votantes de Pedro Pablo Kuczynski, candidato presidencial peruano, durante el cierre
de su campaña, el miércoles en Lima, Perú. Foto: Cris Bouroncle, Afp

Mientras más, mejor

Faltan dos días para las elecciones presidenciales en Perú y, según las encuestas, Keiko Fujimori llega con ventaja. Su rival, Pedro Pablo Kuczynski, reunió esta semana las adhesiones de ex candidatos, dirigentes políticos y organizaciones civiles que buscan cerrarle el paso a la líder de Fuerza Popular, a quien vinculan con el narcotráfico, la corrupción y el autoritarismo.
Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio, y Keiko Fujimori, de Fuerza Popular,
durante un debate televisado, el domingo, en Lima, Perú. Foto: Cris Bouroncle, Afp

En los descuentos

El segundo y último debate presidencial entre Keiko Fujimori, candidata de Fuerza Popular, y Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio (PPK), estuvo marcado por los ataques de siempre, pero también se presentaron propuestas. A menos de una semana para el balotaje del domingo en Perú, todos los sondeos de intención de voto le dan la victoria a Fujimori.
Lara Blanco. Foto: Pablo Vignali

Lo que falta

Los problemas que enfrentan las mujeres en la región, los avances insuficientes en materia económica y social y la necesidad de erradicar la violencia de género, que coarta todos los espacios de desarrollo personal y profesional, fueron el hilo conductor de la conversación que la diaria mantuvo con Lara Blanco, directora regional adjunta para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres. Blanco, además, ahondó en las expresiones que tiene la violencia política, una problemática para la que todavía no hay estrategias delineadas.
Acto de campaña de Donald Trump en Lynden, Washington, el 7 de mayo. Foto: Jason Redmond, Afp

Nueva campaña

Consciente de que se ganó el repudio de un sector amplio del electorado estadounidense y de un segmento de su propio partido, el republicano Donald Trump tuvo que cambiar de estrategia para conquistar apoyos en el camino a las elecciones presidenciales de noviembre. En sus últimas apariciones públicas, el empresario mostró un perfil más moderado y serio y atacó a la favorita de los candidatos demócratas, Hillary Clinton.
Manifestación de apoyo al candidato republicano Donald Trump, ayer, en Charleston, Estados Unidos. • Foto: Brendan Smialowski, Afp

Otras barreras

Con el camino libre después de que sus rivales en la interna decidieran abandonar la competencia, Donald Trump tiene que hacer frente al rechazo de un sector del Partido Republicano y acercar a parte del electorado que está reticente a apoyarlo, ya sea por su falta de experiencia política o por su discurso. El otro gran obstáculo es Hillary Clinton, la candidata demócrata favorita y contra quien perdería en noviembre, según indican las últimas encuestas.