Saltar a contenido
Alexander Medina, ayer, tras convertir el primer gol de Nacional ante Wanderers en el estadio Centenario

A tres

A falta de una fecha para la culminación del Torneo Apertura, Nacional accedió por primera vez a la cima del certamen y en caso de derrotar a Liverpool el domingo próximo se adjudicará el primer campeonato de la temporada.
Alexander Medina, de Nacional, Jonathan Píriz, de Fénix, Alexis Rolín, de Nacional, y Leonel Pilipauskas, de Fénix, ayer, en el Parque
Central.

San Fénix

La increíble cantidad de situaciones claras de gol que tuvo Nacional y que los zagueros de Fénix sacaron de debajo del arco cuando el golero Lerda ya estaba vencido evidenciaron la tremenda superioridad que el equipo de Gallardo ejerció durante la última hora del vibrante encuentro celebrado en La Blanqueada. No fueron menos de cinco las ocasiones en el que el grito de “¡goooo!” retumbó en el Parque Central, pero la "l" final nunca llegó para completar el coro victorioso, porque siempre hubo un señor de Fénix que lo impidió.
Gonzalo Godoy, Joaquín Boghossian y Matías Abero, tras el primer gol de Nacional
ante Cerro Largo, ayer, en el Parque Central.

Sigue girando

Goleando, seguramente también gustando y vistiendo nuevamente de celeste –en homenaje a su triunfo ante Argentina en 1903-, los tricolores salieron de la zona de turbulencias por los cuatro empates que le habían hecho dejar valiosos puntos al equipo del novel técnico Marcelo Gallardo. La victoria ante los arachanes recién se definió tras el segundo gol anotado por el debutante Gonzalo Bueno que acomodó con su brazo la pelota antes de convertir.
Joaquín Boghossian, de Nacional, luego de convertir ante Racing, ayer, en el Parque Central.

Se puso el disfraz

Tuvieron que pasar cuatro fechas en el Apertura para que Nacional sumara por primera vez de a tres. Ayer en el Parque Central el equipo de Marcelo Gallardo superó adversidades y le terminó ganando a Racing 3-2. Los tricolores mostraron algunas de las virtudes que ya se habían asomado en los primeros juegos del torneo, pero también exhibieron falencias defensivas, que incluso lo llevaron a ir perdiendo un partido en el que prácticamente siempre fueron superiores a su rival, lo que evidencia que aún falta tiempo de trabajo para ver la mejor versión de este equipo.
Facundo Píriz y Bruno Fornaroli, ayer, tras el segundo gol de Nacional a Central Español, en el Parque Central.

Pascua de resurrección

En un partido que debía ganar para no perder pie en la carrera en pos del Torneo Clausura y el Uruguayo, Nacional derrotó a Central Español y llegará al clásico del 8 de mayo en la cima de las dos clasificaciones.

Abajo el telón

El sueño tricolor en la Libertadores finalizó anoche. Tras empatar a cero con el América de México y la victoria 4-2 de Fluminense como visitante ante Argentinos Juniors en Buenos Aires, los dirigidos por Juan Ramón Carrasco se quedaron con la ñata contra el vidrio y verán desde afuera los octavos de final de la competencia, en los que Peñarol tendrá que medirse con el Inter de Porto Alegre. La noche comenzó bien y terminó mal para los tricolores.
Santiago García, tras convertir el gol de Nacional ante Argentinos Juniors, anoche, en el estadio Diego Armando Maradona de Buenos Aires.

Levantó cabeza

Nacional sigue vivo en su grupo de la Libertadores, tras ganarle 1-0 en Buenos Aires a Argentinos Juniors.
Marcelo Gallardo y Johnatan Charquero, ayer, tras el tercer gol de Nacional ante Miramar Misiones.

Gallardía

Sólo 30 minutos en la cancha le bastaron al argentino Marcelo Gallardo para posibilitar la segunda victoria de Nacional en el Torneo Clausura. La última imagen del partido, la del ex jugador millonario festejando sonriente tras anotar un brillante tiro libre, parecía propia de otro encuentro y no del de la noche de ayer, que durante un largo rato pareció ser el último del ciclo de Juan Ramón Carrasco al frente del cuerpo técnico tricolor. La metamorfosis final, que convirtió el 0-1 adverso en 3-1 favorable, barrió para abajo de la alfombra la pobrísima gestión colectiva de Nacional exhibida durante los primeros 75 minutos de partido.
Santiago García y Richard Porta, ayer, tras el gol de Nacional ante Bella Vista.

Justo y con lo justo

Por primera vez en el Torneo Clausura Nacional sumó de a tres. En la tarde de ayer en el Centenario el equipo de Juan Ramón Carrasco empezó a sacar la cabeza en la tabla del segundo torneo corto del año y a la vez en la anual. El partido fue chato en su primera parte y mejoró algo en la segunda, en la que los tricolores impusieron el predominio insinuado en los primeros 45 minutos. El triunfo vale y trae paz a Nacional, que ya el miércoles enfrenta a Argentinos Juniors por la Copa Libertadores.
Juan Manuel Olivera, de Peñarol, anoche en el estadio Centenario.

En carrera

En sólo cinco minutos se compactaron las mayores emociones en el partido entre aurinegros y bohemios que cerró en la noche de ayer la 2ª fecha del Torneo Clausura, por ahora liderado exclusivamente por Defensor Sporting y Tacuarembó. Ayer Peñarol antes que nada tenía que ganar para no perder pie en la carrera por el segundo certamen de la temporada y lo hizo. Terminó jugando el encuentro con soltura, sin mayores sobresaltos, aunque esa imagen final no es del todo fiel con lo que en realidad sucedió en el césped del Centenario.
Hinchas de Miramar Misiones, ayer, en el estadio Centenario.

Villa Dolores manyas

El último partido de la fecha inaugural del Torneo Clausura deparó la primera gran sorpresa del campeonato. Peñarol, uno de los grandes favoritos a quedarse con el certamen, empezó de la peor manera, cayendo estrepitosamente ante el prolijísimo equipo cebrita, que está muy comprometido en el descenso y necesita sumar puntos a cara de perro para evitar la pérdida de categoría. Por lo pronto, al revés de lo que podía suponerse en principio, Miramar Misiones es junto con Defensor Sporting, Racing, Danubio y Tacuarembó uno de los líderes del Clausura, a la vez que los aurinegros momentáneamente comparten la última posición con Fénix.
Adrián Luna y Camilo Mayada, ayer, tras el gol de Luna ante Colombia en Arequipa.

Vence, no convence

Un tremendo golazo de Adrián Luna le dio la primera victoria a Uruguay en el hexagonal final del Sudamericano sub 20 que se está disputando en la ciudad peruana de Arequipa. Faltaban pocos minutos para culminar el primer tiempo cuando con un soberbio tiro libre el defensorista Luna colgó la pelota del ángulo y generó el único gol del duelo entre uruguayos y colombianos. De esta manera los celestes arrancaron inmejorablemente su tarea en esta fase final, que clasificará a los primeros cuatro al Mundial de Colombia y a los dos mejores a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
Jockey y caballo que participaron de una de las carreras de ayer, en el Hipódromo de Maroñas. /

Un mundo aparte

El turf mueve millones y da pérdida entre indiferentes y fanáticos, timba, políticos y miles de fuentes de trabajo.
Defensor Sporting-Grêmio de Porto Alegre, partido de ida de la copa Libertadores de América 2007, en el estadio Centenario. (archivo, mayo de 2007)

Pelos y señales

Como en cada comienzo de año, para los equipos que participan en la Copa Libertadores la planificación implica ponerse a investigar y estudiar de cerca a los rivales que tendrán que enfrentar. Para los cuerpos técnicos es hora de ver partidos, de descubrir las armas de los futuros oponentes, mientras que las gerencias deportivas se encargan de definir detalles de viajes, combinaciones aéreas y otras cuestiones que no pueden quedar sin ajustar antes de afrontar una contienda internacional.
Hinchas de Defensor, ayer, en el Goyenola

Media vuelta

Un nuevo fin de año encontrará a los hinchas de Defensor más contentos que a los demás. Una buena tarea dentro de la cancha cimentada por la permanentemente invocada “coherencia a nivel directriz” de los defensoristas se tradujo en una nueva consagración que se suma al palmarés violeta.
Diego Chávez, ayer, tras el segundo gol de Nacional ante Danubio en el estadio Centenario.

Vive y lucha

En un partido intenso y sumamente emotivo el equipo de Juan Ramón Carrasco volvió a sumar de a tres y aunque está cuatro puntos detrás del líder Defensor, sigue vivo en la lucha por el título del primer certamen de la temporada. Si bien Nacional fue superior al equipo franjeado durante la mayor parte del juego, faltando 10 minutos quedó con dos hombres menos y terminó sufriendo hasta el pitazo final de Larrionda. Ese padecimiento le dio un condimento extra a la victoria de un equipo que hace algunas fechas parecía no tener chance alguna de pugnar por el Apertura, pero que ahora, a falta de dos etapas para el fin del certamen, ocupa el segundo lugar de las posiciones.