Saltar a contenido

Marcelo Pereira

La hora del programa

Va terminando el tercer año del gobierno frenteamplista encabezado por José Mujica y, mientras las actividades políticas ralean con la cercanía del receso veraniego, empiezan a esbozarse posibles ejes de la campaña para las próximas elecciones nacionales. Por ahora, las propuestas en la materia no parecen capaces de separar las aguas.

Un valioso punto de partida

El Partido Comunista de Uruguay (PCU) desempeñó un papel importantísimo en el proceso de nuestra izquierda durante las décadas previas a la creación del Frente Amplio (FA), en la formación de éste y en su desempeño antes de la dictadura, durante ésta y en los años posteriores a la restauración de la democracia. La magnitud y la incidencia de la actividad que mantuvo el partido de los comunistas en esos períodos superan a las de cualquier otra organización izquierdista. Por lo tanto, ningún análisis de fondo sobre el FA puede sostenerse sin comprender lo que fue y significó el PCU. El libro "¿Nos habíamos amado tanto? Crisis y peripecias de un partido", de Federico Martínez, Juan Pedro Ciganda y Fernando Olivari, marca un hito en la producción bibliográfica sobre este partido.

Diez años después

Es difícil entender cómo fue que después de la crisis argentina de 2001 la uruguaya pudo ser sorprendente para alguien al año siguiente. Muchas veces sólo vemos lo que estamos dispuestos a ver, y es probable que en este caso hayan prevalecido nociones muy arraigadas sobre la singularidad de nuestro país y su presunta capacidad milagrosa de quedar al margen (o por encima) de lo latinoamericano. Diez años después, muchos parecen convencidos de que la turbulencia económica internacional no puede afectarnos, y deberíamos preguntarnos cuánto de aquel candor persiste.