Saltar a contenido

Martín Rodríguez

Nunca visto

Liverpool lidera el clausura tras ganar los cuatro partidos que jugó, sin que Tenfield haya transmitido ni uno solo de ellos por televisión.

Vivo y directo

Ante las cámaras televisivas que le negaron a otros, Cerro aprovechó el inicio del Clausura para demostrar ante Cerrito que tiene con qué honrar la buena campaña que estiró durante dos tercios del torneo anterior. Rentistas le iba ganando a Cerro Largo cuando los arachanes empataron en la hora. Pero lo más difícil de explicar es el empate del Viera: pocas veces un equipo que genera todo lo que Wanderers ante Danubio se va de la cancha sin los tres puntos en el partido que no fue televisado.

Envelezados

Cuando un equipo gana por tres goles de diferencia se dispara el término “goleada”. La palabra se asocia con ese predominio marcado de un equipo sobre otro que a veces vuelve aburridos los partidos. Futbolísticamente, no hubo tal desnivel entre Vélez Sarsfield y Defensor Sporting.

Seguro de vida

Los hinchas de Peñarol se dieron todos los lujos que se dan los hinchas cuando su equipo golea. Aplaudieron tiros que terminaron en el talud y centros pifiados. Pero antes gritaron cuatro goles. Azúcar suficiente para edulcorar cualquier final. O para empalagar, si se trata de una serie a dos partidos, en la que el derrotado Caracas deberá remontar un 4-0 para cambiar lo que ya no cambiará.

De Sauce llegan noticias

Peñarol ganó la final del primer torneo de verano, que se disputó en el estadio Centenario entre la noche del viernes y la de ayer. A primera hora, Nacional se quedó con el tercer puesto.
Peñarol ganó la final del primer torneo de verano, que se disputó en el estadio Centenario entre la noche del viernes y la de ayer. A primera hora, Nacional se quedó con el tercer puesto.

Soñado

En la hora, Nacional dio vuelta el clásico con diez, desplazó a Peñarol del segundo puesto y quedó a dos puntos de Danubio.
Nacional fue al carrito de hamburguesas del Apertura y pidió una con todos los gustos: con diez, de atrás y en los descuentos. Así alcanzó el 2-1 que lo transformó en el único escolta de Danubio, posición que hasta ayer era de Peñarol. Los carboneros están a cuatro puntos, dato que no caería tan mal en Los Aromos si por delante no quedaran nada más que seis.

AUchi

Nacional era superado futbolísticamente por Universidad de Chile, que lo derrotaba 2-0 y se encaminaba a eliminarlo de la Copa Sudamericana en segunda fase cuando un rollo de serpentina cayó de la preferencial tribuna José María Delgado e impactó en la cabeza del primer asistente, que de inmediato quedó tendido en el piso. Tras siete minutos de juego detenido, el estadio entero se dio cuenta de que el árbitro Antonio Arias había suspendido el partido.

All backs

Uruguay sigue sin ganar en el Mundial sub 20. Ayer, después de guiñarle un ojo, el partido ante Nueva Zelanda casi le da la espalda. Si bien hubo tiempo para que volviera a sonreírle, nunca le dio el sí. Le regaló un eterno puede ser, que terminó pesando en la sensación de injusto empate a uno con la que se fue un juego de correcto primer tiempo y muy buen cierre celestes. El mal arranque del complemento terminó costando carísimo.

Tu ruta es mi ruta

Récord Guinness: Paraguay no ganó un solo partido de los cinco que jugó en la Copa, pero jugará la final de América el domingo ante Uruguay. Como en los cuatro encuentros anteriores, ayer volvió a empatar. Fue a cero, ante una Venezuela superior que pegó tres pelotas en los palos. Pero hizo los cinco penales, contra tres de un rival que no pudo aprovechar la inferioridad numérica con la que los guaraníes cerraron el juego. Attenti, maestro: el volante Santana no estará por suspensión y el delantero Roque Santa Cruz salió sentido.

Remedio casero

En medio de la fiebre aurinegra asociada a la Copa Libertadores, Nacional marcó su territorio y dio un paso enorme hacia la consagración local. Derrotó 3-0 a Defensor Sporting y, con un solo tiro, ganó la trascendente tabla anual y se coronó campeón del Clausura.

Rezo por dos

“Dios te va a castigar”, le espeta al arquero Garcés el núcleo cheto-pinochetista de los hinchas de Universidad Católica, que sucumbió ante un Peñarol que anda con ganas de meterse entre los cuatro mejores de América. La noche del Centenario tuvo de todo: comienzo chato, electricidad en el segundo tiempo, dos gruesos errores del meta trasandino y una hinchada ilusionada con la marcha copera del equipo de Aguirre.

Ya la vi

Un enchufado Peñarol dominó a Inter durante más de medio partido, pero el empate visitante terminó con la efervescencia carbonera. La desconexión del último Peñarol de la noche no estuvo en línea con el correcto trabajo que lo antecedió. Menos, con lo que se necesita para encarar una revancha en la que Inter será local y podrá clasificar con un 0-0.

¿De la sequía a la inundación?

No creo que hayan sido más de diez o 15 minutos, pero alcanzaron para matizar la pobre imagen que Nacional brindó de enero en adelante. También para que el Morro anotara el primer gol del partido, al que se le sumaría otro convertido por Porta en el segundo tiempo. Los tricolores derrotaron a un desconocido Liverpool 2-0 pero, fundamentalmente, tuvieron momentos de cierta tendencia al juego que se les exige. Suficientes para ofrecer un espectáculo contrastante con los anteriores, en los que la escasez de creatividad hizo del Nacional 2011 el menos carrasquista de los equipos de Carrasco que he visto.

Caribe sur

A las 22.40, la sub 20 uruguaya jugará su segundo partido correspondiente al grupo A del Campeonato Sudamericano de la categoría. Los dirigidos por Juan Verzeri enfrentarán a Venezuela, que debutará en la jornada. Al cierre de esta edición, ni uruguayos ni venezolanos habían divulgado las formaciones con las que se presentarán en el Estadio de la Universidad Nacional San Agustín, que también albergará el partido de primera hora entre Perú y Argentina.

(I)turbados

Como quien tira un baldazo de agua fría, Argentina le mató el punto a Uruguay en la penúltima jugada de un partido que pedía empate. En la apertura del Campeonato Sudamericano sub 20, un gol agónico del delantero Juan Iturbe lo cambió todo. Ya había dibujado para que su compañero Hoyos empatara a los 59 minutos. Los tres puntos parecen demasiado en las manos de la selección argentina.