Benjamín Irazábal. Foto: Nicolás Celaya (archivo, abril de 2014)

Mucho más que dos

La presencia de representantes evangélicos en el Poder Legislativo dejó de ser una novedad. De la solitaria presencia de Gerardo Amarilla, de la iglesia bautista, en la anterior legislatura, pasamos ahora a una bancada con tres miembros, todos diputados titulares y del Partido Nacional.

Una bancadita evangélica en Uruguay

A partir de los resultados de la elección del 26 de octubre, en Uruguay se estaría inaugurando un fenómeno político-religioso denominado “bancada evangélica”. Con la reelección del diputado evangélico bautista Gerardo Amarilla en Rivera y la aparición del pastor neopentecostal Álvaro Dastugue -diputado suplente por Montevideo de Verónica Alonso, que asumirá en el Senado- se conforma esta pequeña bancada evangélica con dos representantes del Partido Nacional.