Saltar a contenido

Gustavo Remedi

Selva selvaggia / Sin City

El reciente episodio político e ideológico provocado por las declaraciones del ministro de Defensa Nacional en torno a la portación de armas no debe sorprender a quienes sentimos y pensamos que la ciudad y la sociedad se están pareciendo cada vez más a una selva, alegoría que nuestra imaginación asocia con la ausencia de civilización (de cultura, de civismo), un ámbito sumido en la naturaleza bruta donde reina “el más fuerte”. Hace algunos años, una visionaria publicidad del Banco de Seguros del Estado representaba la escena urbana como una jungla, el lugar de una feroz competencia entre distintas especies de animales: cebras, leopardos, tigres, saltamontes.

No aclares que oscurece

La cultura es un oscuro objeto, un blanco que se mueve, a la hora de conceptualizarla y también de medirla, de asignarle sentido y valor. En el campo cultural no todo suma, ni es una cosa sola, ni apunta a lo mismo, ni corre por el mismo andarivel. Nos hallamos frente a una cuestión atravesada por inevitables contradicciones y dificultades lógicas, a veces de imposible solución.