El sueño vale más

Es el sueño de su vida, pero también el de Tito, su padre: Néstor Nielsen tiene 42 años y participará en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en salto ecuestre, prueba en la que Uruguay no tiene un representante desde Roma 1960. El jinete consiguió junto a su caballo, Prince Royal Z de la Luz, el cupo clasificatorio el año pasado en los Juegos Panamericanos de Toronto, cuando terminaron en el noveno puesto. Desde entonces, ha recibido ofertas de hasta dos millones de dólares por el animal, e incluso propuestas para clonarlo, pero Nielsen las ha descartado porque su prioridad es hacer una buena campaña en los Juegos Olímpicos.

Viento en popa

Los que se celebrarán en agosto en Río de Janeiro serán los cuartos Juegos Olímpicos del velerista Alejandro Jano Foglia. El boleto para esta nueva experiencia olímpica lo sacó a fines de noviembre del año pasado, en el Mundial de clase finn que tuvo lugar en Nueva Zelanda. A partir de ese momento Foglia, competidor de elite en su especialidad, se ha marcado el objetivo de lograr lo máximo en un Juego Olímpico: una medalla.

De oro y diamantes

Emiliano Lasa, atleta que representará a Uruguay en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en la especialidad de salto largo, compitió el domingo en la tercera etapa de la Diamond League, el circuito internacional más importante en el mundo del atletismo. Lasa volverá a competir mañana en la la Golden Fly Series, en Innsbruck, Austria, una prueba que se realiza en escenarios callejeros montados para la ocasión.

Por buen camino

La delegación de atletas uruguayos completó una gran actuación en el Iberoamericano de Atletismo que se celebró entre el sábado y ayer en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro. Los ganadores de preseas doradas en sus pruebas fueron Emiliano Lasa, Déborah Rodríguez y Andrés Silva.

A prueba

El Campeonato Iberoamericano de Atletismo, que se realizará el fin de semana en Río de Janeiro, será la competencia que servirá de excusa para estrenar la pista del estadio que será sede de las competencias en los Juegos Olímpicos que se celebrarán en la urbe carioca en agosto. Como es habitual en la previa de todas las citas olímpicas, cada deporte tiene su test event, para probar que todo funcione bien; este será el del atletismo.

Con permiso de menor

Con 17 años, Dolores Moreira será la deportista uruguaya más joven en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Fue además la primera en asegurarse su cupo, cuando en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 alcanzó la medalla de plata en su categoría, láser radial. Pasta de campeona es lo que le sobra a esta velerista sanducera, pero saltar al primer nivel mundial no es un trabajo de un solo día. Por esa razón, "Lola" se está preparando desde principios de este año para los Juegos Olímpicos.

Carretera panamericana

Uruguay ya conoce a sus rivales para el Campeonato Panamericano masculino de handball, que se jugará entre el 10 y el 20 de junio en Buenos Aires. Este campeonato es clasificatorio para el Mundial que se disputará en Francia en 2017.

En aguas internacionales

Con tres participaciones en los Juegos Panamericanos y tres medallas de plata en Juegos Sudamericanos, este año el remero Jhonatan Esquivel cumplirá, a los 27 años, su sueño de participar en los Juegos Olímpicos. Logró el pasaje a Río de Janeiro tras llegar a la final del Preolímpico en Chile, sobreponiéndose al trago amargo de hace cuatro años, cuando quedó fuera de Londres 2012. Remando solo, Esquivel aseguró la cuarta participación consecutiva para Uruguay en esta disciplina, a la que los representantes celestes no faltan desde Atenas 2004. En el Montevideo Rowing Club, donde entrena y además trabaja, Jhonatan recibió a la diaria y contó su historia, sus inicios en el deporte y los pormenores de su clasificación olímpica.

Salto de calidad

Comenzó desde niño a los saltos, por el simple hecho de jugar. Con el paso del tiempo, alguien notó sus dotes, y él pasó de lo lúdico al entrenamiento. Paso a paso, Emiliano Lasa se convirtió en campeón nacional de salto largo y ya no se detuvo. Ahora está en Brasil, donde entrena y vive como un profesional. Está entre los mejores del mundo en su especialidad y su objetivo es plasmarlo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La teoría de la evolución

Este fin de semana tuvo lugar en la Pista Oficial de Atletismo de Montevideo el Grand Prix (GP) Sudamericano. El sábado se realizaron las competencias del denominado Grand Prix Jorge Echezarreta, en el que Déborah Rodríguez obtuvo la medalla de oro en los 400 metros con vallas. Su marca fue de 58,12 segundos, un tiempo algo alejado de los 56,20 necesarios para la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Remero de Río

El deporte uruguayo se aseguró ayer un nuevo cupo para los Juegos Olímpicos que se celebrarán en agosto en Río de Janeiro. En el Preolímpico de remo que se está desarrollando en la laguna de Curauma, en la ciudad chilena de Valparaíso, el singlista Jonathan Esquivel consiguió meterse en la final de su categoría.

Sueños en vela

Tras finalizar la última regata, la que los clasificó para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, aún arriba del barco, Mariana y Pablo, pareja en la vida y en el deporte, se dieron uno de los abrazos más especiales de sus vidas. No el mismo de todos los días, sino otro. “Lo hicimos, lo hicimos”, se dijeron casi en secreto. Era la coronación de uno de sus objetivos más importantes. La rutina familiar siguió, así como la de los deportistas profesionales. Se miran y lo saben: consiguieron el logro máximo para la mayoría de los deportistas del planeta.

Llegó lejos

El saltador Emiliano Lasa se convirtió el domingo en el decimoprimer uruguayo clasificado a los Juegos Olímpicos que se celebrarán en agosto en Río de Janeiro. Lasa obtuvo la marca en Brasil, en la localidad de São Bernardo do Campo, donde participó en un grand prix. Allí rompió el récord nacional -su anterior mejor marca había sido de 8,09 metros- y superó la marca necesaria para concurrir a Río de Janeiro 2016, al saltar 8,16 metros.

Uno más

El atletismo uruguayo despertó ayer con la noticia de que tenía un nuevo clasificado para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro: Andrés Zamora consiguió su cupo en la maratón de Sevilla.

Hoy te vinimos a ver

Algunos de los momentos más disfrutables y, por qué no, emotivos de estos Juegos Panamericanos se vivieron en las tribunas. Uruguay tuvo un público fiel que apoyó siempre, tal vez como pocas otras delegaciones tuvieron: sus propios deportistas. Es claro que no siempre podían estar. Su tarea era la de entrenar y descansar, y a veces las competencias coincidían, o quedaban muy lejos de la Villa Panamericana. Lo cierto es que en muchos eventos, los equipos uruguayos estuvieron bien respaldados desde la tribuna.

Buena, caballo

El sábado se disputó la final de salto en deportes ecuestres en los Panamericanos y la equitación uruguaya tuvo una destacada participación y se aseguró un lugar en los Juegos Olímpicos 2016.

La noche en vela

Un día antes de colgarse la medalla de plata, el bote de Dolores Lola Moreira era remolcado a la costa mientras ella lloraba desconsoladamente por su actuación, que sentía como un fracaso. Esa noche no durmió. Menos de 24 horas después, la deportista del momento pasó de la agonía a la euforia.

De la mano

El handball uruguayo está entre los cuatro mejores de toda América. Ésa es la primera conclusión a la que llega cuando todavía no se termina de disputar el torneo de este deporte en los Juegos Panamericanos. Hombres y mujeres se metieron en las semifinales, con un nivel excelente y mostrando el salto de calidad que ellos esperaban.