Saltar a contenido
Ilustración: Federico Murro

El invitado

Es de noche y hace frío. Me bajo de un inter y me siento en la parada oscura. Mando mensaje. “Venite nomás”, me dice. Camino. Voy por un barrio con calles de pedregullo. “Cerca del aeropuerto, en la estación se lo indicás al guarda”. Voy por un barrio con calles de pedregullo y no logro diferenciar las ganas del miedo. Mi anhelo: una experiencia transgresora y fulminante.
Foto: Iván Franco

Facebook pide documentos

No me habría asombrado si Facebook me hubiera cerrado la cuenta. Fotos reportadas, estados con groserías; gente que se ofende y policías que hacen su trabajo. Abro el navegador y me pide el correo, la contraseña. Algo anda mal. Pero no se trata de una censura. Es que mi nombre no le gusta, no está en la lista de los posibles. Tengo que cambiar. Si no, no me deja entrar. Y yo que me llamo Hoski, que todo el mundo me conoce como El Hoski.