Nicolás Duffau - la diaria:

¿Hegemonía?

En 72 horas varios políticos uruguayos y medios de prensa desempolvaron las obras de Antonio Gramsci para referirse al Frente Amplio como una fuerza cultural y moral antes que política. Ese escenario de construcción de una hegemonía cultural explicaría, al parecer, el resultado electoral del domingo. Primero fue Washington Abdala, en el programa Esta boca es mía; luego Gustavo Penadés, entrevistado por el periodista Ricardo Scagliola en Primera vuelta; y anteayer el diario El País en su editorial y en una nota de Joaquín Secco García.

El dilema de la zanahoria

Hay un dato incontrastable: la Comisión No a la Baja logró revertir los pronósticos adversos de hace un año atrás, con una imponente capacidad de movilización, pero sobre todo con argumentos contundentes para demostrar que la propuesta de bajar la edad de imputabilidad penal era una medida desacertada. De paso le dio una cachetada a los irresponsables que le daban al Sí un 65-70% de apoyo sin ningún tipo de discusión, y que desde el domingo insisten en que el resultado alcanzado por quienes apoyaron la reforma constitucional puede ser visto como un pronunciamiento contra la política de seguridad del actual gobierno.

Disparen contra las humanidades

La sustitución en la presidencia del Codicen de José Seoane por Wilson Netto da cuenta de un debate que si bien no se ha hecho explícito se encuentra latente. El cambio no está sólo asociado a la disconformidad de oficialistas y opositores con la política educativa. En palabras del presidente José Mujica, la designación de Netto, un hombre que proviene de la Universidad del Trabajo del Uruguay, en lugar de Seoane, quien se formó en el IPA y en la Facultad de Humanidades, también apunta a impulsar la capacitación tecnológica y técnica, y a preparar así a los jóvenes para el mundo del trabajo.

Tan ilustrados

Imaginemos una encuesta sobre lecturas de formación política entre quienes fueron jóvenes en los años previos a la dictadura, y que militaron en organizaciones de izquierda. Sin dudas entre las más importantes figuraría el best seller Historia de los Orientales del profesor Carlos Machado (Montevideo, 1937).

Sentimiento presente

El delito ha sido una preocupación de la opinión pública desde los tiempos en que los reporters de gacetilla decimonónicos azuzaban la imaginación del pacífico lector urbano (y civilizado) con historias de bandidos, pistoleros y asesinos prófugos. Sin embargo, en los últimos diez años esta inquietud se acentuó de manera notoria y la sensación de inseguridad frente al crimen pasó a ocupar un lugar prioritario en las agendas políticas. Al mismo tiempo, la construcción mediática de la cuestión criminal no sólo ha entorpecido una lectura ajustada de este fenómeno, sino que ha demostrado un poder insólito de los medios de comunicación para producir y controlar las figuras del miedo.

Los guardianes de Lombroso

Reseña del libro Degenerados, anormales y delincuentes: gestos entre ciencia, política y representaciones en el caso argentino, de Gabo Ferro, quien rastrea la historia del delicuente como "anormal".

El santo de los chorros

Reseña. Libro. "Cuando me muera quiero que me toquen cumbia: vidas de pibes chorros", de Cristian Alarcón. Víctor Manuel Vital, alias El Frente, fue un ladrón argentino que el 6 de febrero de 1999, a los 17 años, murió acribillado por un cabo de la Policía Bonaerense, cuando gritaba, refugiado tras una mesa, que estaba desarmado y se entregaba. Este episodio, que no parece disonante con la información que puebla la crónica roja de la mayoría de los medios de prensa del Río de la Plata, es la piedra angular de Cuando me muera quiero que me toquen cumbia, un relato non fiction del periodista chileno-argentino Cristian Alarcón.

Andrea 4

En la noche del martes una movilización convocada por una autodenominada coordinadora anti-megaoperativos fue epilogada por una desmedida reacción de los policías encargados de custodiar la puerta del Ministerio del Interior e inmediaciones.