Saltar a contenido
noticias

Política

Luis Alberto Lacalle y Francisco Gallinal en el Senado. (archivo, diciembre de 2010)

Que tome forma

Los referentes de Unidad Nacional (Una) comienzan a percibir que lo que fue una exitosa alianza electoral, que logró en poco tiempo posicionarse y ganar las internas del Partido Nacional (PN) con Luis Alberto Lacalle como candidato, ya no tiene actividad como corriente política. Ayer el senador Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista) aseguró que Una “no funciona” y que necesita “abrir la cancha” en materia de liderazgos. Otros dos dirigentes del grupo, los ex intendentes Carmelo Vidalín y Ambrosio Barreiro, también apuntan hacia Lacalle: el primero considera que su figura es “excesivamente abarcativa” y el segundo quiere buscar nuevos líderes porque el ex presidente no competirá en 2014.
Dirigentes de AEBU Banca Oficial, ayer, mientras esperaban para reunirse con el gobierno en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

No bancan nada

Horas antes de la reunión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), las tendencias de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) que han conducido el conflicto ya tenían resuelto no continuar con la negociación si el directorio del Banco República (BROU) mantenía los descuentos a los funcionarios que adhirieron a las medidas. Cuando la delegación gubernamental informó que las sanciones se mantenían, el sindicato abandonó el ámbito. Hoy el Consejo de la Banca Oficial podría resolver medidas de “carácter nacional”.

Otro cantar

La mesa política departamental del Frente Amplio (FA) suspendió hace dos semanas el diálogo con el gobierno blanco tras un enfrentamiento entre el director de Obras durante la administración de Juan Giachetto y el actual director de Cultura, Álvaro Riva, a raíz de una publicación del diario local El Heraldo, que dirige este último. El diputado del FA por Florida, Álvaro Vega (MPP), no compartió la resolución y se reunió con el intendente Carlos Enciso. Asume hoy la titularidad su primera suplente y secretaria general, Macarena Rubio, quien dialogó con la diaria sobre la relación con la principal fuerza opositora.
El presidente José Mujica, el domingo, a su regreso de Brasil.

Pique cortito

El presidente José Mujica descartó ayer que vaya a hacer cambios en su gabinete en marzo, desmintiendo versiones que han circulado en los últimos días. Para varios dirigentes del Movimiento de Participación Popular (MPP), sector al que pertenecen dos de los protagonistas, las diferencias “ya se han laudado” en acuerdos que no necesariamente “son más de derecha o más de izquierda, sino que sirven para enfrentar la realidad”. Sin embargo, algunos dirigentes creen que es el Frente Amplio (FA) el que debe canalizar esas diferencias a través de la discusión de “los temas de fondo”, en particular, la distribución de la riqueza.
José Mujica y Dilma Rousseff, ayer, en el Palacio de Planalto.

Acumulando hipermillas

Uruguay y Brasil mantendrán la frecuencia trimestral de reuniones presidenciales acordada en 2010 por Lula y Mujica.
Germán Coutinho. (archivo, junio de 2010)

Te estoy mirando

Los diputados colorados del interior del país no tienen entre sus aspiraciones políticas, según afirmaron a la diaria, que un representante de su partido asuma como coordinador regional porque esa figura “no debería existir”. Por esa razón también se mantendrán al margen del proceso de implementación. No obstante, advirtieron que estarán “atentos” a eventuales asignaciones de esos cargos a dirigentes del Partido Nacional (PN) para actuar en consecuencia.

En la misma pecera

Desde que asumió Mujica, Pedro Bordaberry y Luis Alberto Lacalle han cerrado filas, a pesar de los matices, frente a las discusiones parlamentarias más importantes: levantamiento del secreto bancario, baja de la edad de imputabilidad y coordinadores regionales. Algunos dirigentes opinan sobre sus posicionamientos y formas de liderazgo, en un mapa político que tiende a reconfigurarse, sobre todo a partir de los encuentros entre Mujica y Larrañaga.
Jorge Larrañaga y José Mujica en la Torre Ejecutiva. (archivo, marzo de 2010)

Desde las cuchillas

El vínculo cercano de Larrañaga y Mujica fue criticado por nacionalistas que señalan que esa actitud los lleva a no tener un posicionamiento claro frente al gobierno. Y también por los colorados: Bordaberry lo acusó de acercarse “al fueguito del poder”. Pero quienes consideran el origen blanco de Mujica y la concepción de Frente Grande de Sendic, no les sorprende esta sintonía.

Viene de lejos

El Frente Grande "está acercándose a su objetivo”, según el ex integrante del MLN, Efraín Martínez Platero.