Ir al contenido

Deporte | Lunes 29 • Febrero • 2016

Patas de punta

Plaza Colonia le ganó a Nacional y quedó primero en el Clausura.

Con goles convertidos en el segundo tiempo por Nicolás Dibble y Mathías Olivera en contra, Plaza Colonia venció 2-0 a Nacional y se trepó a la punta del campeonato. Fue un gran triunfo de los patas blancas, que fueron más que el conjunto tricolor y supieron aprovechar haber jugado poco más de 50 minutos con un jugador de más tras la expulsión de Sebastián Eguren. Además, en la tabla que más le importa, la del descenso, Plaza sumó doble ante un rival que quizá no todos sumen.

El primer tiempo en el Suppici coloniense fue discreto y prácticamente sin chances de gol. Fue un espejismo una pelota en el inicio del partido, cuando Matías Caseras tiró desde afuera del área y la bocha se fue alta pero cerca del arco tricolor, ayer defendido por el panameño Luis Mejía. Pasaron casi 20 minutos para que Nacional, al que le costó hacer pie en su versión con suplentes, tuviera una oportunidad clara: el debutante Alejandro Cavanna trepó por la derecha, se la tocó a Juan Cruz Mascia, éste se hizo un autopase con el pecho, en gran gesto técnico, y se la sirvió a Nacho González, que entraba en diagonal; antes de que definiera, el arquero Kevin Dawson le ganó el mano a mano. En esa incidencia los jugadores tricolores reclamaron penal. El árbitro, Christian Ferreyra, estaba cerca de la incidencia y dejó seguir.

Luego de esa jugada, prácticamente no llegaron más a las áreas. La mitad de la cancha fue el escenario donde transcurrió todo. Nada más pasó hasta el final del primer tiempo, aunque antes del pitazo Sebastián Eguren fue expulsado por un grosero planchazo a la canilla de Caseras, luego de que una pelota se le fuera larga. Otro fue el panorama desde que Nacional tuvo que remar el partido con un hombre menos.

De pique, para el segundo tiempo Gustavo Munúa mandó dos cambios. Santiago Romero reformuló la dupla de contención junto con Felipe Carballo, mientras que Nicolás López fue la apuesta rápida, en detrimento del juego aéreo de Mascia. La virtud de Plaza fue no perder la iniciativa ni apurarse en explotar la superioridad numérica. Caseras, hasta que salió fundido, fue el inicio de toda jugada, y Cristian Malán y Facundo Waller fueron buenos cómplices; entre los tres ganaron el juego en la mitad de la cancha, lo que les posibilitó tomar la iniciativa.

Así y todo, el partido fue mucho más abierto por los riesgos que Nacional decidió tomar en busca de los tres puntos y porque Plaza, compacto pero atrevido, tiró el equipo metros más arriba. A los 53 minutos, el arquero panameño le tapó un tiro a Nicolás Rodríguez, luego de una contra rápida de los patas blancas; fue un aviso.

Nacional contó con las suyas: la más clara fue una que tuvo el Diente López. El delantero intentó parar de pecho un pase medido de Tabó, pero se le fue larga y lo terminaron de contener luego de driblar al arquero.

Algo similar fue la jugada que terminó con el primer gol de los colonienses. El tricolor se fue al ataque, la perdió Tabó y Plaza salió de contra. Dibble ganó en velocidad por la derecha, quebró ritmo y cintura para dejar por el camino al lateral zurdo Olivera, y el tiro de izquierda se metió abajo, contra el palo de Mejía.Luego del 1-0, Plaza generó dos jugadas más, también con Nacional desarmado en busca del empate. La primera se la perdió Nico Rodríguez en un mano a mano que pateó afuera; la segunda quedó en los pies de Dibble, que tiró cambiándola de palo, la pelota dio en el caño y el gurí Olivera se la llevó puesta al fondo de la red.

El festejo del segundo gol se prolongó con el final del encuentro, en un partido histórico para la institución coloniense. Fue la primera vez que Plaza le ganó a Nacional por el Campeonato Uruguayo, luego de haber cosechado cuatro empates y ocho derrotas en las 12 ocasiones en las que se habían enfrentado.


Etiquetas