Ir al contenido

Nacional | Viernes 18 • Marzo • 2016

Macarena Gelman, en la presentación del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia. Foto: Pablo Vignali

A tierra

Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia presentó líneas de trabajo a organizaciones sociales.

Felipe Michelini, uno de los integrantes del grupo, reivindicó que el documento presentado ayer “no surge de la elucubración intelectual ni encerrados entre cuatro paredes”, y las organizaciones que estaban presentes en la sede del grupo de alguna forma lo constataron. Gastón Grisoni, presidente de la asociación de ex presos políticos Crysol, valoró que en el grupo de trabajo “hay voluntad de estar en contacto con las organizaciones”, y destacó el documento porque “si querés avanzar debés tener objetivos muy claros”. Óscar Urtasún, de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (representada en el grupo por Emilia Carlevaro), también manifestó conformidad con cómo ha funcionado el grupo en este año de trabajo, y expresó expectativa por que los lineamientos planteados en el documento se traduzcan en “tareas concretas”.

Entre las líneas estratégicas planteadas, se apunta a concentrar en una base de datos la información y documentos existentes en relación a la dictadura; a recabar testimonios; a la “unificación de los criterios con los diversos ámbitos estatales” para la investigación de los delitos, marcando cuatro líneas de investigación: el esclarecimiento de los casos de menores de edad “desaparecidos”, la ubicación de los restos de todos los desaparecidos, las muertes “que podrían constituir homicidios políticos enmascarados”, como en algunos casos de suicidio o muerte natural, y la tortura como práctica sistemática. El trabajo también implicará la presentación de un plan global de memoria y un plan de reparación (y el estudio de las distintas formas de reparación en conjunto con las organizaciones).

“No nos molesta que haya observaciones, críticas, discrepancias con las organizaciones sociales y el movimiento de derechos humanos; no le tenemos miedo al debate, a esa sana crítica”, expresó Michelini. Macarena Gelman, otra de las integrantes del grupo, afirmó que muchas veces “la desazón, la desconfianza, han primado porque nos han condicionado para que sea así”, pero reivindicó que “el tiempo no da para más”.

Etiquetas