Ir al contenido

Deporte | Martes 15 • Marzo • 2016

Agustín Zuvich, de Hebraica y Macabi, y Santiago Vidal, de Trouville, ayer en el Palacio Peñarol. Foto: Federico Gutiérrez

Con certeza

Trouville ganó en el comienzo de las semifinales de la LUB.

Con un gran trabajo individual de Joaquín Izuibejeres y Nicolás Borsellino, sostenido por una gran labor grupal en defensa, Trouville se impuso anoche a Hebraica y Macabi 75-71 en el Palacio Peñarol y quedó 1-0 en esta serie semifinal. Borsellino fue el goleador de los rojos con 20 puntos, mientras que Izuibejeres terminó con 17 unidades en su cuenta. Por el lado de Macabi tuvo un buen partido el panameño Michael Hicks, quien cerró su planilla con 21 tantos, siendo el goleador del encuentro. Además, Leandro García Morales aportó 17 puntos para el macabeo.

Trouville fue mejor en todo el trámite, no cabe duda de eso, aun teniendo en cuenta que jugó el dramático quinto partido ante Urunday Universitario el viernes, mientras que Macabi venía de varios días de descanso y preparación. El equipo rojo ganó los dos primeros chicos con cierta comodidad (24-21 y 38-33) y también cerró arriba en el tercer chico, 60-52. Pero fue al final de ese cuarto, cuando ganaba 60-52, luego de haberle sacado a su rival 14 puntos de diferencia y cuando todo hacía pensar que habría un final teñido de rojo, que Hebraica marcó un parcial de 9-0 en el primer minuto del último cuarto y a partir de entonces el juego se emparejó hasta el final.

El cierre fue agónico. Tenía pinta de alargue cuando, empatados en 69, ambos se equivocaban en las resoluciones de ataque. La bola clave fue así: Santiago Vidal intentó jugar al poste bajo con el jamaiquino Kevin Young, el extranjero fue bien marcado, pero Vidal se pudo hacer con la pelota a duras penas. Con pocos segundos para cumplir los 24, el pase fue para Izuibejeres, que no dudó: apuntó, cargó y la pudrió desde el triple. Tremenda bomba, que no sólo abrió esa diferencia de tres a favor de Trouville, sino que fue un golpe anímico importante. Luego, en el ataque de Macabi, García Morales tiró apresurado cuando tenía segundos para preparar mejor su lanzamiento, y con ese disparo fallido se fueron las chances de su equipo. Con la diferencia a favor, el rojo sentenció el encuentro con tiros libres de Vidal y Young.

Al cierre de esta edición se enfrentaban en el Palacio Peñarol en la apertura de la otra serie semifinal Defensor Sporting y Malvín. Los segundos juegos de ambas llaves se disputarán el viernes. Como se venía dando hasta ahora, serán en doble jornadas, pero alternarán los horarios. Ese día, a primera hora, a las 19.30, se verán las caras Malvín y Defensor Sporting. Luego, a las 21.30, será el segundo juego entre Hebraica y Trouville. Las semifinales son al mejor de cinco partidos.

Etiquetas