Ir al contenido

Nacional | Viernes 04 • Marzo • 2016

De comer y fumar

Inflación llegó a 10,23%; MEF analizará “aumentos sorprendentes” de alimentos.

Finalmente, después de varios acuerdos de precios, y de esfuerzos fiscales para controlar la inflación, ésta superó la “barrera psicológica” que tanto se evitaba: los dos dígitos. El Instituto Nacional de Estadística anunció ayer que el Índice de Precios al Consumo acumuló un crecimiento de 10,23% en los últimos 12 meses hasta febrero, mes en el que el alza fue de 1,6%.

Las divisiones que impulsaron en mayor medida este descalce fueron la de alimentos y bebidas no alcohólicas, que aumentó 1,29%, y la de bebidas alcohólicas y tabaco, que lo hizo 8,52%. En el primer caso, el incremento obedece sobre todo a las frutas y legumbres y hortalizas, rubro en el que se destacan las subas de naranjas (24,51%), limones (21,86%) y duraznos (24,79%). En el segundo, la suba de cigarrillos (12,22%) y tabaco (10,42%) fueron los factores que explicaron el alza.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, en una entrevista del portal de Presidencia de la República, dijo que, “más que nunca y con medidas cada vez más profundas”, se intentará combatir “este desequilibrio importante de la economía”. Explicó que en los últimos dos meses se concentraron factores que incidieron en la suba de la inflación. Mencionó cuatro: la “intensa devaluación de la moneda”; el ajuste de las tarifas de las empresas públicas (“llegó el momento en que hubo que tener en cuenta los costos de las empresas”, dijo); la finalización de los acuerdos de precios acordados entre el gobierno con los formadores de precios, tras lo que se registró “un remarque importante”; y, por último, la incidencia del crecimiento de los precios de alimentos y tabaco. En particular sobre este último producto, el ministro recordó el ajuste del Impuesto Específico Interno, que implicó “cuatro décimas del 10,23%”.

“Que nadie suponga que esto es el anuncio de una mayor dinámica inflacionaria con relación al futuro, no es así”, afirmó el ministro. Para evitar esa situación anunció que se aplicarán medidas en distintas áreas. En materia monetaria, en “total sintonía” con el Banco Central, que anunciará los detalles técnicos, se aplicarán “medidas más profundas e intensas”, con el objetivo de “restringir el volumen de dinero en circulación”. Habló de “cautela fiscal” y el tercer punto fue la política de precios: se refirió al anuncio de Tabaré Vázquez de confirmar los lineamientos salariales para la negociación colectiva. Pero también mencionó que en los últimos días hubo “algunos aumentos sorprendentes de precios” en alimentos y bebidas, para lo que resolvió convocar al Consejo de Defensa de la Competencia para que brinde información “acerca de la existencia de posibles abusos de posiciones dominantes”. “Defender la competencia puede ser también muy importante para luchar contra la inflación”, finalizó.

Etiquetas