Ir al contenido

Nacional | Lunes 14 • Marzo • 2016

Circuito de votación de las elecciones del Banco de Previsión Social. Foto: Pablo Vignali

La fiesta cívica

Entre quejas por voto obligatorio y falta de información y de papeletas, se realizaron elecciones del directorio del BPS.

No fue un domingo más en Uruguay. Las calles se llenaron de gente dispuesta a ir a votar, aunque muchos no tenían idea de qué era exactamente lo que se votaba. Las quejas por la obligatoriedad de las elecciones de los directores sociales del Banco de Previsión Social (BPS), por la poca información sobre el acto eleccionario y por la ausencia de papeletas en mesas de votación inundaron las redes sociales durante la jornada. Pero más allá de las redes sociales, la Corte Electoral (CE) recibió varias denuncias sobre la falta de listas en el correr del día, según dijo a la diaria el ministro de dicho organismo Pablo Klappenbach. Según añadió el jerarca, hubo denuncias sobre faltantes de todas las papeletas y no de alguna lista en particular.

Por ejemplo, el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, que apoyó la lista 11 para la elección de trabajadores y la 1 (presentada por la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay) para la de pasivos, emitió un comunicado en el que culpó a “inescrupulosos” del faltante de papeletas de ambas listas y expresó que no es correcto que ante dicha ausencia, en “algunos circuitos” se haya “orientado” a votar en blanco. Ante este tipo de planteos sobre falta de papeletas, Klappenbach dijo que la CE reglamentó para las elecciones del BPS lo que rige para elecciones nacionales y departamentales. Concretamente, se indicó que las agrupaciones que se postulaban podían enviar 30 papeletas por circuito, para de esa forma garantizar el comienzo de la elección. Según agregó, al igual que ocurre en las elecciones nacionales y departamentales, la reposición de las papeletas es responsabilidad de las agrupaciones y sus delegados.

Luis Lisboa, quien encabezó la Lista 16 en la elección de trabajadores y también promovió la Lista 2 entre los pasivos, dijo a la diaria que “discrepa” con la CE, porque ese organismo debería garantizar que se pueda votar por todas las opciones. Según dijo, su agrupación le planteó a la CE que en lugar de 30 listas por circuito pudieran enviar 100, algo que fue denegado. Más allá de los episodios de faltantes de listas, Lisboa se mostró “contento” porque se trató de “la primera vez” en que se pudo optar en la representación de los trabajadores en el BPS. Además, responsabilizó al BPS y al Poder Ejecutivo de la falta de información entre los electores, y dijo que, por ejemplo, le solicitaron al presidente Tabaré Vázquez la cadena nacional para difundir información de la votación pero no recibieron respuesta.

Los otros

Ramón Ruiz, quien encabezó la lista 1, sostuvo que en su entorno anoche había “mucha confianza” por el trabajo y en particular por la organización alcanzada para la reposición de listas en los circuitos. Si bien dijo que tuvieron algunos problemas hasta el mediodía, después la presencia de las listas 1 y 11 se fue normalizando. Ruiz dijo que no atribuye responsabilidad a otros actores por la falta de información sobre la elección. Desde el día en que presentaron la lista trataron de llegar a la mayor cantidad de personas posible, dijo, y habló de la responsabilidad de los electores, que pueden obtener sus listas e informarse antes de sufragar.

Además de pedir la implementación del voto electrónico, varios actores políticos se quejaron de que este tipo de elecciones tengan carácter obligatorio. Por ejemplo, el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, anunció a Montevideo Portal que reflotará un proyecto de ley para que además de la del BPS, a futuro dejen de ser obligatorias las elecciones universitarias y las de los consejos de la Administración Nacional de Educación Pública. Según dijo el senador a la diaria, en la próxima reunión de la Comisión de Constitución y Legislación de la cámara solicitará que el proyecto, que ya presentó, sea incluido en el orden del día. Además, sigue a consideración de la comisión un proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que establece que las elecciones del BPS no se realicen en los órdenes en los que haya una única lista. Según Mieres, dicho proyecto cambia los requisitos en materia de representatividad para la postulación de listas y hace que los actuales representantes tengan “la llave del monopolio” en la presentación de opciones electorales. El PIT-CNT promueve un proyecto que establece que la representación de los trabajadores sea elegida por la organización sindical “más representativa”.

La CE sigue procesando el escrutinio primario de la elección, que con el 99,7% de circuitos escrutados da ganadora a la Lista 11 entre los trabajadores, con 270.426 votos sobre 130.629 de la Lista 16, más 203.073 en blanco y 85.175 anulados. Además, entre los pasivos la Lista 1 se impone a la 2 por 156.466 votos a 93.671 y 70.429 en blanco y anulados, mientras que en el caso de los empresarios, la Lista 22 obtuvo 65.243 votos y se registraron 67.131 en blanco y anulados. Hay 11.570 votos observados y, en general, los votos en blanco y anulado llegan al 33,28% de los escrutados.

Etiquetas