Ir al contenido

Nacional | Lunes 21 • Marzo • 2016

Menos pastillas y más conversación

Vilardevoz propuso que el órgano de contralor del proyecto de ley de Salud Mental esté en la órbita de la INDDHH.

El jueves 10 de marzo se llevó a cabo una jornada de intercambio entre el Consejo Directivo de la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH), representantes del Grupo de Trabajo Salud Mental y Derechos Humanos de la INDDHH e integrantes de los seis subgrupos temáticos de dicha institución. Este conglomerado, luego del trabajo realizado en 2015, elaboró un informe con propuestas y recomendaciones para la nueva ley de salud mental en nuestro país, el cual será insumo para la elaboración del documento de recomendaciones que la INDDHH enviará al Parlamento. Participaron autoridades de la institución, la Sociedad de Psiquiatría del Uruguay, la Asamblea Instituyente, la Asociación de familiares y usuarios, Y por qué no… ¿Nuestro Propio Horizonte?, el grupo de usuarios Asumir, la Clínica de Psiquiatría de la Facultad de Medicina, el Colegio de Abogados del Uruguay, la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia, la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay y el Colectivo Radio Vilardevoz, entre otros.

¿Una loca propuesta?

En representación del Colectivo Comunicacional y Participativo Radio Vilardevoz, concurrieron Mónica Giordano y Heber Morena, quienes presentaron la propuesta para modificar el proyecto de ley de salud mental a estudio en el Parlamento, en lo que refiere a la inserción del órgano de revisión y supervisión de DDHH. El objetivo es que dicho órgano se ubique en la órbita de la INDDHH y no dependa del Ministerio de Salud Pública (como establece el proyecto de ley actual), para que pueda ser “independiente y autónomo del gobierno, del poder político, disciplinar y de las lógicas del mercado”, como propone Vilardevoz, planteo que cuenta con el apoyo de la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay. Radio Vilardevoz tiene ocho razones para una ley de salud mental, en www.vilardevoz.org.

En la próxima instancia de encuentro del Grupo de Trabajo se seguirá con la discusión de los diferentes aportes con el fin de continuar ajustando las propuestas de los seis subgrupos temáticos.

En nuestras palabras

Necesitamos un organismo de revisión independiente y autónomo, que proteja y garantice los derechos de las personas. Necesitamos un organismo que cuente con una amplia participación de diversos sectores (gobierno, organizaciones sociales, academia, organizaciones de usuarios y trabajadores), que asegure una construcción plural y democrática de la salud mental en clave de derechos humanos. Necesitamos que la salud mental no parta de una política de encierro y exclusión.

Se trata de un cambio de sensibilidad, de paradigma y de modelo, que altere la lógica manicomial dominante. Nos gustaría “un mundo sin manicomios, que hubiera menos pastillas y más conversación”

Colectivo Radio Vilardevoz

Un mundo sin manicomios

Me gustaría un mundo sin manicomios que los pacientes vivieran con su familia y que el doctor fuera a visitarlos Me gustaría un mundo sin manicomios que hubiera menos pastillas y más conversación Mi duende no tiene hijos y me adoptó como su hijo Me gustaría un mundo sin manicomios y poder ir a vivir en el bosque junto a mi duende y que cada paciente tuviera un duende para desarrollarse en el arte Me gustaría un mundo sin manicomios que hubiera más bosques con duendes para que los pacientes puedan ir a visitarlos. (Miguel Pérez, 9 de mayo de 2015, Radio Vilardevoz)

Etiquetas