Ir al contenido

Nacional | Miércoles 23 • Marzo • 2016

Poniéndose al día

Miranda reconoció que tiene una deuda con el FA e informó que ya arregló con la comisión de Finanzas para pagarla.

En su última edición, el semanario Búsqueda informó que Javier Miranda, uno de los candidatos a la presidencia del Frente Amplio, “no realizó los aportes de dinero que el FA pide a todos los frenteamplistas que ocupan cargos de gobierno” -Miranda ejerce la titularidad de la secretaría de Derechos Humanos de Presidencia- y que algunos de los sectores que apoyan su postulación están “realizando una colecta para que el candidato se ponga al día con la caja del Frente”. Consultado en una entrevista publicada ayer por Montevideo Portal, Miranda reconoció que tiene una deuda con el FA y sostuvo que ya arregló la forma de saldarla con la comisión de Finanzas de la fuerza política.

Por otra parte, el candidato, que tiene el apoyo del Frente Liber Seregni y del Partido Socialista, opinó que las estructuras del FA “hoy no están representando al frenteamplismo”. “Uno de los desafíos es cómo volvemos a acercar a un montón de gente que otrora aportaba ideas al Frente y estaba dispuesta a dar su tiempo, y hoy lo mira de afuera”, reflexionó.

En la entrevista de Montevideo Portal, Miranda fue consultado acerca de su afirmación -realizada en el programa En perspectiva- de que el presidente Tabaré Vázquez se había equivocado al someter la decisión sobre el Acuerdo de Liberalización del Comercio de Servicios (TISA, por su sigla en inglés) a consideración del Plenario del FA. “El error no es que el presidente tenga en cuenta lo que dice su fuerza política. Ese jamás es un error. Lo que no se puede, y creo que fue la sensación que quedó, es delegar la decisión en un partido político. ‘Yo voy a hacer lo que el Frente Amplio diga’. Ahí hay un problema de mensaje institucional. Un partido político es una asociación privada, el gobierno es una institución pública. Entonces, aquel que trabaja para el interés general no puede delegar una decisión en una organización privada”, argumentó Miranda. Comparó esta situación con el caso de que mañana venga un presidente “que diga: ‘Voy a hacer lo que me diga la Cámara de Comercio’, cosa que se hizo en este país, ¿no? O la Asociación Rural... O la Unión de Bancos del Uruguay”.

Miranda sostuvo que una de sus principales preocupaciones tiene que ver con el financiamiento de los partidos políticos. “No transo con la corrupción”, remarcó. “Cuando uno ve lo que está pasando con el PP [Partido Popular, España] o con el PT [Partido dos Trabajadores, Brasil] o en Chile, eso es absolutamente intransable. No estoy acusando a ningún partido uruguayo, tengo la impresión de que acá los partidos no están corrompidos, pero tenemos que ser absolutamente transparentes en cómo sostenemos sus estructuras”, agregó.

Etiquetas