Ir al contenido

Nacional | Viernes 04 • Marzo • 2016

Ernesto Murro y Nelson Loustaunau, ayer, en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Foto: Pablo Vignali

Sin generalizar

Loustaunau descartó revisar convenios firmados y dijo que cuando se disparen cláusulas de salvaguarda se negociará caso por caso.

Ayer se realizó el traspaso del cargo de subsecretario del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) entre Julio Baráibar, jerarca saliente, y Nelson Loustaunau, el entrante, que ya se desempeñó en esa función entre 2009 y 2010, durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez, y que luego fue confirmado en el cargo al asumir la presidencia José Mujica. En esta administración fue designado como responsable de la Asesoría en Relaciones Internacionales de la cartera, cargo en el que estuvo hasta ayer. Asumió en medio de las repercusiones del anuncio de que la inflación alcanzó los dos dígitos y de que si el gobierno mantiene las pautas salariales para la negociación colectiva, tal como lo confirmó Vázquez, se desatará un conflicto con el PIT-CNT.

El titular del MTSS, Ernesto Murro, calificó el cambio de subsecretario como “un hecho trascendente” porque se trató de una “transición acordada”, “planificada”; agradeció a Baráibar por haber aceptado el cargo por un año. Baráibar, que fue director nacional de Trabajo entre 2005 y 2009, año en el que llegó a ser titular del MTSS, dijo que su salida fue “planificada de antemano” y que se debe a que está “viejo”. “No es porque no tenga fuerzas, pero hay una edad en la que uno se tiene que ir y dejarles el lugar a las generaciones más jóvenes [...] Pero, mientras pueda caminar, me van en ver en todas las cuestiones que tengan que ver con la calidad de vida de los trabajadores uruguayos, que son los temas que siempre me importaron”, manifestó.

Loustaunau destacó en su discurso los desafíos que significan la implementación del Diálogo Social, que será lanzado este mes, y la estrategia del MTSS de la Cultura del Trabajo para el Desarrollo. Después, en diálogo con la prensa, agregó que uno de los desafíos será “el reposicionamiento de Uruguay” en un “nuevo escenario económico internacional [que] cada vez esta más variable”, lo que va a suponer “trabajar seriamente” para encontrar soluciones. Luego dijo que “el interés del Poder Ejecutivo es el mantenimiento de la mayor cantidad de puestos de empleo en las mejores condiciones para que no se pierda salario real” y que no está seguro de que haya que “revisar convenios colectivos” como consecuencia del aumento de la inflación.

Para el jerarca, “no se debe magnificar ni generalizar” la situación, sino que “habrá que acudir a los mecanismos que tiene cada convenio para ver cada caso en particular”. “En algunos es clarísimo que el convenio indica una renegociación; en otros casos no está previsto. Las cláusulas de salvaguarda tienen diferentes interpretaciones. En aquellos que existe, los trabajadores pedirán que opere y eso lo analizará cada subgrupo”, explicó. Vale recordar que varios de los convenios firmados en la primera etapa de la sexta ronda de los Consejos de Salarios incluyeron cláusulas de salvaguarda que se disparan si la inflación llega a 12%. Sin embargo, hay convenios aún vigentes, de la ronda anterior y que vencen en los próximos meses, que incluyeron cláusulas que prevén que la inflación llegue a 10%.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, presente también en el traspaso, dijo a la prensa que la entidad que preside “va a estudiar” el anuncio de la llegada de la inflación a dos dígitos. Agregó que, si bien es “un dato preocupante”, hay “medidas que el gobierno debe tomar, como ya lo anunció el presidente [Vázquez] en lo que refiere a la contención del gasto público”. Corallo se mostró optimista en que, si se trabaja “juntos” para que “los costos del país bajen”, se puede “combatir este flagelo que es la inflación”. Luego, en referencia al déficit fiscal, dijo que, “si hay voluntad”, se puede llegar a bajar cuatro décimas de punto “para comenzar a avanzar en bajar el costo país y desindexar la economía”. Con respecto al impacto del aumento de la inflación sobre los puestos de trabajo, afirmó que éstos “no peligran sólo por la inflación”, sino también por “la pérdida de oportunidades de trabajo que tienen la empresas de no tener un costo competitivo para el mercado interno y para acceder a mercados de exportación”.

Murro desistió de opinar sobre los impactos del aumento de la inflación y las críticas del PIT-CNT al anuncio de Vázquez de que el gobierno no modificará las pautas salariales para la negociación colectiva. Pero hoy, a las 15.00, brindará una conferencia de prensa en el local de la central de trabajadores para informar sobre el beneficio de vales para prótesis y lentes que se extendió a empleados públicos, y podría realizar declaraciones.

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, descartó que la ocasión sea aprovechada para reunirse con el representante del Poder Ejecutivo e informó que ya solicitaron una entrevista con el presidente Vázquez para intercambiar sobre diversos temas, entre ellos, las pautas salariales. Sobre la conferencia de hoy, en la que participarán también representantes de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay y de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes, Pereira dijo que “se trata del cumplimiento de un compromiso que asumió el gobierno en la negociación colectiva que consiste en ampliar el servicio de lentes y prótesis a los trabajadores de la enseñanza y de los entes”. “Se va a dar difusión sobre cómo deben hacer los trabajadores públicos para acceder a esos beneficios”, agregó.

Etiquetas