Ir al contenido

Nacional | Miércoles 13 • Abril • 2016

Dique Mauá. Foto: Iván Franco (archivo, mayo de 2013)

Cambio de planes

Ejecutivo aprobó proyecto de Buquebus por nueva terminal en rambla sur; en 120 días debe presentar la propuesta definitiva.

El gobierno declaró de interés el proyecto de Buquebus para construir la nueva terminal de pasajeros en Montevideo: la localización propuesta por el empresario Juan Carlos López Mena está en pleno centro, en el predio de la ex Compañía del Gas de Montevideo, en la intersección de la rambla y Andes. La noticia se conoció ayer y fue publicada por El Observador y El País. Víctor Rossi, titular del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), explicó a la diaria que el lunes el Poder Ejecutivo consideró de interés la iniciativa privada y que ahora Buquebus “tiene 120 días para presentar la propuesta definitiva, con eso se llama a licitación y una vez que se adjudique, comienza la construcción”. La iniciativa fue presentada en el marco de la Ley 17.555, de Reactivación Económica-Industria de la Construcción, que prevé convocar a procesos competitivos para la realización de iniciativas promovidas por privados; en ese momento, de acuerdo con la ley, el promotor de la oferta, Buquebus, tendrá un beneficio de 5% a 20% en el puntaje de la licitación.

Rossi aclaró que el dique Mauá -que está bajo la órbita de la Armada Nacional- está fuera del área de la terminal proyectada. Detalló que el edificio de las carboneras de la vieja compañía se reciclará y se creará el Museo del Tiempo -una iniciativa impulsada por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) durante la pasada administración-, y que el resto del espacio “es el área de la terminal propiamente dicha, que incluye un hotel, varios pisos de estacionamiento y una serie de servicios”, entre ellos locales comerciales. Se construirá también una escollera, con un relleno de 70 metros sobre la costa. En cuanto al monto de la inversión, comentó que serían “unos cuantos millones de dólares”; “no me animaría a decir 200, creo que son más”, estimó.

Consultado sobre el tiempo de la concesión, Rossi dijo que “depende de la zona”. “Va a haber zonas de la propia empresa y otras que serán propiedad del Estado, como el área de escolleras y demás. Otras van a ser de propiedad municipal, porque va a haber una ampliación de zonas enjardinadas”, explicó. En cuanto a los cambios que la nueva localización provocaría en la rambla sur, sobre todo respecto del tránsito, comentó que “es posible” que vaya a haber mayor tráfico, “pero tendrá los estacionamientos y las canalizaciones debidas”. “No creo que tenga incidencia. Puede haber mayor actividad, mayor concentración en la zona y durante todas las horas del día, porque ahora es una zona que tiene actividad sólo algunas horas. Creo que todo eso va a estar previsto en el proyecto”, dijo.

El conjunto edilicio de la ex Compañía del Gas de Montevideo está catalogado como Monumento Histórico Nacional. Consultado al respecto, Rossi expresó que no creía que tuviera ninguna limitación y que “lo que habrá seguramente es una evaluación de la Comisión de Patrimonio: una vez que se presente el proyecto, dará su opinión”.

Repercusiones

El proyecto fue presentado a Presidencia de la República y a Rossi. En diálogo con la diaria, el presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Alberto Díaz, dijo estar al tanto, pero comentó que no había sido presentado en su oficina. La ANP está a cargo de la terminal de pasajeros ubicada en el Puerto de Montevideo y cuya concesión tuvo Buquebus desde agosto de 1995 hasta agosto de 2015. Díaz comentó que “lo que se nos había encomendado era hacer un pliego para llamar a licitación” para un nuevo concesionario, pero que “ahora, obviamente, por las noticias, el pliego será para el nuevo lugar y no para este”. Respecto de la terminal actual, comentó que la intención era trabajar con los cruceros, y que verán si pueden adaptarla para eso. La ANP ya había planteado la conveniencia de que la terminal de pasajeros se trasladara del corazón del puerto. Respecto del lugar propuesto, Díaz opinó: “Para mí es un buen lugar, mejor que Capurro [el anterior proyecto de Buquebus], porque la gente que va a embarcar o a desembarcar no tiene que atravesar la ciudad”, y señaló que la rambla sur también está dentro de la zona de influencia de la ANP. Comentó que el dragado “no será muy grande porque la profundidad ahí debe ser la adecuada”.

El alcalde del Municipio B, Carlos Varela, dijo a la diaria que ayer le solicitó una reunión al titular del MTOP para interiorizarse “del proyecto y de los impactos en el entorno”, porque si bien tenían conocimiento de la propuesta, no formaron parte del proceso de aprobación. Comentó que “es un proyecto que puede tener un impacto muy interesante para la zona”, pero que quería conocer “cómo se han evaluado los impactos del aumento de movilidad que va a generar en el entorno, a los efectos de informar al Concejo Municipal y a los vecinos que nos comienzan a preguntar”. Mencionó, además, que tenía interés en saber “cómo se conjuga con esto el espacio público que tenemos allí construido y cómo se inscribe la propuesta del Museo del Tiempo en este proyecto”.

Gabriel Aintablian, director de Innovación, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo del MEC y presidente de la Fundación Museo del Tiempo, tampoco estaba interiorizado en la propuesta. Después de que el MEC definiera que no había fondos para construir el Museo del Tiempo -cuyo costo rondaría los 14 millones de dólares, incluyendo al Museo Nacional de Historia Natural-, la fundación estaba trabajando para recurrir a un financiamiento por medio de un proyecto de participación público privada (PPP). “Teníamos una licitación en marcha para hacer los estudios de factibilidad de la PPP”, declaró Aintablian a la diaria. Con ese estudio verían si era viable hacer el proyecto mediante una PPP, y dijo que ahora se considerará si es necesario hacer el estudio. De todos modos, comentó que están dispuestos “a adecuar el proyecto a lo que se precise”.


Etiquetas